Toque de queda deja en la calle a familias pobres en Tegucigalpa

Familias completas están en las calles, duermen en las aceras, porque no tienen dinero para pagar las rentas de sus cuartos.

Estas personas duermen en las aceras de una calle del barrio Buenos Aires, en Tegucigalpa, luego de haber sido desalojadas al no tener ingresos para continuar con el pago de apartamentos, hoteles y hospedajes donde vivían.

Antes de la emergencia por Coronavirus, eran vendedores de calle, hacían mandados, o realizaban cualquier actividad para sobrevivir.

Con el cierre de negocios y los toques de queda, dejaron de vender y percibir ingresos, por lo que ya no pudieron seguir pagando sus cuartos en los viejos moteles de la capital.

Ahora las aceras son sus casas, ahí están sus colchones, sus sábanas, y hasta los juguetes de los niños.

Según los afectados, con la llegada de la epidemia del coronavirus y los toques de queda decretados por el gobierno para evitar la propagación del contagio, ellos dejaron de trabajar, ya que son comerciantes que se dedican a la venta ambulante de diversos productos en los mercados y el centro de la ciudad.

Los afectados argumentan que, debido a que ninguna autoridad los ha querido ayudar, no les quedó otra opción que trasladarse con sus estufas, trastes, bolsas de ropa, colchones y cobijas a ese lugar y vivir de esta manera, esperando que personas de buen corazón les tiendan la mano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *