“Si yo voy preso también tienen que ir presos Arturo Corrales y el Presidente de Honduras” dijo el Tigre Bonilla

Luego de ser acusado formalmente por la justicia estadounidense, Juan Carlos el Tigre Bonilla concedió una entrevista exclusiva a Mílton Benítez para el popular programa El Perro Amarillo.

Luego de una serie de inconvenientes que incluyeron la suspensión del fluído eléctrico en el sector donde se encuentra el estudio de Mílton Benítez, el periodista junto a su equipo tuvo que trasladarse a la casa del exjefe policial para documentar sus declaraciones.

Fue así como el Tigre, ante mas de 50 mil televidentes conectados a través de redes sociales, hizo explosivas declaraciones y mencionó a varios personajes del país por sus vínculos criminales.

Sin embargo, el exjefe de la Policía Nacional se negó a aceptar su involucramiento en actividades delictivas, asegurando que “definitivamente lo que están diciendo, que uno es conspirador… pues entonces la embajada de Estados Unidos conspiró, la jefa que había entonces de la DEA aquí conspiró”.

“Yo no soy un narcotraficante, yo no soy un sicario, y por lo tanto rechazo categóricamente una situación de esas, pero si fuera el caso entonces tiene que ir presa la que estaba encargada de la DEA, tiene que ir preso Arturo Corrales por narcotráfico, tiene que ir preso el mismo presidente, tiene que ir presa toda la estructura”, sentenció.

En cuanto a la acusación contra Bonilla, el fiscal federal de Manhattan, Geoffrey S. Berman, dijo: “Juan Carlos Bonilla Valladares, el ex jefe de la Policía Nacional de Honduras, presuntamente abusó de sus cargos en la policía hondureña para ignorar la ley y desempeñar un papel clave en una violenta conspiración internacional de narcotráfico.

Como se alega, en nombre del ex congresista hondureño convicto Tony Hernández y su hermano el presidente, Bonilla Valladares supervisó el transbordo de cargas de cocaína de varias toneladas con destino a los Estados Unidos, utilizó ametralladoras y otras armas para lograrlo, y participó en violencia extrema, incluido el asesinato de un traficante rival, para promover la conspiración. 

Ahora Bonilla Valladares ha sido marcado como un forajido y acusado de crímenes que podrían enviarlo a una prisión estadounidense de por vida”

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*