Régimen de JOH envía tropas a cerrar el paso a caravana de migrantes que huyen del país

El régimen de Juan Orlando Hernández envió tropas militares y policiales a cerrar el paso a cientos de migrantes que viajan en caravana huyendo de las terribles condiciones económicas, sociales y políticas en que se encuentra el país.

Cientos de mujeres, niños y hombres se vieron obligados a dormir en la carretera porque la policía no les permite continuar su caminata. Defensores de derechos humanos denuncian que a los migrantes se les violenta el derecho a la libre locomoción y el derecho a la migración porque ellos manifiestan claramente que van huyendo del país.

Los hondureños se encuentran retenidos en la comunidad de La Fortaleza, a unos 10 kilómetros de San Pedro Sula donde se mantiene el retén policial y se ha formado una larga fila de vehículos que son revisados para verificar que no transporten migrantes.

Muchos de los retenidos son niños, incluso menores de un año que duermen sobre el pavimento a orilla de la carretera. La caravana tuvo que salir a eso de las siete de la noche desde la terminal de San Pedro Sula porque los Policías Militares y los guardias los corrieron del edificio y hasta amenazaron con lanzarles bombas lacrimógenas.

Los migrantes proceden de diferentes departamentos de Honduras. Muchos de ellos son damnificados por las recientes inundaciones provocadas por las tormentas Eta e Iota que perdieron todos sus bienes y hasta sus hogares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *