Policías ebrios atacan a golpes a familia, incluida niña de 7 años, en Santa Ana, Francisco Morazán

Diversos medios locales informaron sobre una grave agresión protagonizada por seis policías en estado de ebriedad en contra de una familia, incluida una menor de 7 años de edad.

Según los informes, los agentes que vestían de civil se conducían en varios vehículos y uno de ellos fue a impactar contra otro auto que se encontraba estacionado en un sitio turístico de Santa Ana, Francisco Morazán.

Los propietarios del vehículo impactado, que disfrutaban de un ambiente familiar al aire libre, indicaron que llamarían a agentes de tránsito para reportar el incidente, sin embargo los ocupantes de los vehículos reaccionaron molestos y se identificaron como policías.

Ana Arguijo, una de las personas agredidas, relató que los hechos sucedieron a eso de las 6:30 de la tarde de este domingo 28 de junio y los agresores fueron dos mujeres y cuatro hombres, todos ellos autoidentificados como policías, y además portaban sus armas de reglamento y chumpas de la Policía Nacional.

Según la denuncia, cuando los dueños del vehículo dañado – un señor y una señora-dijeron que llamarían a Tránsito para solucionar el asunto, los involucrados comenzaron a gritar que no había nada que arreglar, ya que ellos eran policías.

Una de las policías comenzó a atacar a golpes a la señora, aparentemente sin razón alguna, según la denuncia. En el automóvil de la señora se conducían además un señor, de nombre Olvin Martínez y dos menores de edad, una joven de 15 años y una niña de 7 años .

Según el relato de los hechos, la joven de 15 años intentó ayudar a la señora, pero en ese momento intervino otra policía del sexo femenino, quien la atacó a ella. En ese momento el señor intentó ayudar a la señora y a la joven, pero igual fue atacado a golpes por los cuatro policías varones.

Según el relato, la niña de 7 años intentó grabar la escena, introduciéndose en la parte trasera del vehículo, pero los policías la sacaron tomándola por el cabello. En ese momento el padre de la niña intentó defenderla, pero los policías en aparente estado de ebriedad se avalanzaron contra él, al punto de tirarlo a una hondonada, al tiempo que le decían que lo iban a matar.

Reacción ciudadana


Ante las agresiones en contra de los señores y los menores de edad, los ciudadanos presentes se enardecieron y sin importar la portación y exhibición de armas de reglamento, se volcaron en contra de los policías a tal punto que los despojaron de sus camisas y chumpas, obligándolos a salir huyendo e irse a refugiar a la posta policial del sector.

Una vez a salvo en la posta policial, los agentes policiales fueron socorridos por sus colegas uniformados quienes ayudaron a que se cambiaran sus ropas rotas y escondieran en un vehículo sus armas de reglamento. Dos de ellos lograron escapar en un vehículo que salió por la parte trasera de la estación policial.

Ciudadanos se apersonaron hasta la posta policial para exigir justicia por las agresiones provocadas por los policías. A eso de las 7:30 de la noche llegaron tres patrullas y una camioneta sin placas a sacar de la posta a los agresores.

Ya con otra ropa fueron sacados de la posta solamente cuatro de los seis policías, los que fueron trasladados al Core 7, en la ciudad de Tegucigalpa. Al lugar también llegaron las personas agredidas y sus familiares para interponer formal denuncia, pero lamentablemente se les negó su derecho a conocer la identidad de los agresores, aduciendo que era información reservada.

En tal sentido los afectados solicitan el apoyo de defensores de derechos humanos para poder interponer la denuncia correspondiente, pues alegan que la institucionalidad policial actúa con alevosía al proteger a los agentes que agredieron y amenazaron de muerte a civiles e incluso los amedrentaron con sus armas de reglamento.

Los afectados fueron examinados por medicina forense para dejar evidencia de los golpes en su contra propinados por los policías, a quienes se les protege su identidad por parte de sus compañeros de turno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *