Policía se ensaña con abuela garífuna de 63 años y la encierran en condiciones infrahumanas

Jenny Boden, una abuela garífuna de 63 años de edad se encuentra detenida desde hace más de 24 horas en condiciones infrahumanas en una celda de la ciudad de Tocoa, Colón.

Ella fue detenida en el aeropuerto de San Pedro Sula ayer sábado 10 de julio y luego fue trasladada a Tocoa. Está siendo acusada de usurpación de tierras en Trujillo.

Cabe decir que un agente policial agredió a su hija mientras realizaba una denuncia desde el aeropuerto solicitando ayuda para su madre.

«Dios mio!!! Ayudenme a compartir para que esto llegue a derechos humanos! Tienen a mi Madre detenida en precarias condiciones ¡Por Favor Ayudenme! hace mas de 24 horas que la tienen retenida. Ella es inocente!!!!», escribió su hija.

Jenny Boden estaría siendo trasladada a Trujillo en las próximas horas, donde la comunidad garífuna se prepara para realizar fuertes protestas en las afueras de los juzgados.

Este hecho ya fue denunciado por la Organización Fraternal Negra Hondureña, (OFRANEH), calificándolo como un nuevo acto de criminalización contra defensores del territorio ancestral garífuna.

«Mientras la élite política de Honduras se ha dedicado a narcocorrupción, permanecen incólumes. El racismo y abuso autoridad del Poder Judicial de Honduras es evidente», manifestó la OFRANEH.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *