Oliva se reunía con poderoso capo en hacienda donde se planeaban operaciones de drogas, según informe de la ATIC

El actual presidente del Congreso Nacional de Honduras y aspirante a la presidencia de la República, Mauricio Oliva Herrera, fue íntimo amigo de poderoso narcotraficante de la zona sur, que traficó grandes cargamentos de cocaína hacia EE.UU., según un informe de la Agencia Técnica de Investigación Criminal(ATIC)

Dicho informe de la ATIC, que fue divulgado por el medio internacional Expediente Público, revela que Oliva estuvo relacionado íntimamente con el narcotraficante hondureño Orlando Pinto Espino, detenido y procesado en Guatemala en diciembre de 2018 cuando se hacía pasar por pastor evangélico.

El capo Orlando Pinto Espino nació el 8 de abril de 1965, en El Paraíso, Copán y se sabe que llegó a la región sur desde el año 2011, específicamente al sector fronterizo entre Honduras y Nicaragua en el municipio de El Triunfo, utilizando como fachada la ganadería.

Diversas investigaciones de cuerpos de inteligencia nacionales y extranjeros lo relacionan con los narcotraficantes Luis y Arnulfo Valle Valle, quienes fueron extraditados a Estados Unidos y condenados por narcotráfico.

“El señor Pinto después de su llegada a la zona sur (Choluteca) realizó reuniones y fiestas, invitando a todas las autoridades gubernamentales, empresarios y periodistas, teniendo como objetivo darse a conocer y comprar voluntades”, dice parte del extenso informe de la ATIC.

Ademas el documento señala que al finalizar la construcción de la Casa del Recreo de Choluteca, Orlando Pinto invitó a la inauguración a autoridades gubernamentales, como alcaldes, militares, diputados y a empresarios de la Cámara de Comercio.

El documento prosigue detallando que “Mauricio Oliva, diputado del Partido Nacional de Honduras, se reunió en 2014 en la hacienda(La Corteza) del señor Orlando Pinto Espino, en el cumpleaños de su hija, al igual que el diputado del Partido Nacional, Rodanin Peralta”.

Es de señalar que parte del informe también menciona que los integrantes de la banda liderada por Orlando Pinto se reunían “en la hacienda La Corteza, aproximadamente cada 20 días para preparar la operación de transporte de droga, la cual era llevada en el interior del ganado (la introducían a las vacas), y en compartimientos falsos de la cama de la rastra” .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *