Portada » Omar Rivera: “No somos voceros del Estado, son los funcionarios quienes tienen que comunicar lo que se está haciendo y ser transparentes”

Omar Rivera: “No somos voceros del Estado, son los funcionarios quienes tienen que comunicar lo que se está haciendo y ser transparentes”

Omar Rivera, secretario ejecutivo del Fonac, institución que supuestamente vigila el uso de los recursos millonarios que se han destinado a la emergencia por el Covid-19 ha admitido falta de transparencia en los procesos de compra.

“Estamos afinando una metodología para evaluar la dotación de insumos, equipamiento, medicamentos, en distintos hospitales ubicados en diferentes municipios del país”, aseguró Rivera.

“Y esa auditoría social, este proceso de veeduría ciudadana, nos permitirá determinar que tan abastecidos están los hospitales de material de bioseguridad para médicos y enfermeras”, dijo.

“Pero no lo vemos todo, y aunque quisiéramos tampoco podríamos”, reconoció, justificando que ” Fonac tiene limitados recursos, que no puede estar en todos lados”.

Referente a esta deficiencia, aseguró que hay otras organizaciones de sociedad civil que tambien están observando el uso de los recursos, sin especificar nombres.

Rivera dijo que a su parecer se ha fallado en la comunicación, asegurando que esos recursos “no están en la bolsa de un funcionario”, pero reconoció que “hace falta mayor comunicación por parte de los funcionarios”.

Reconoció además “falta de disposición de algunos funcionarios de contrastar, de diseccionar cada una de estas intervenciones para que el pueblo sepa cuántos recursos están a disposición, dónde se van a invertir, cómo, y quienes son los proveedores de los mismos para generar tranquilidad”.

En cuanto a las críticas que se le hacen al Fonac aseguró que “hay una confusión, y yo he pretendido aclarar y he podido dejar claro algo con algunos sectores: primero, desde la sociedad civil no vamos a asumir el papel de voceros del Estado, es decir, nosotros comunicamos lo que vemos, no lo que no observamos”.

“En tal sentido, el deber de comunicar lo que se está haciendo le corresponde a los funcionarios, es decir, es a los burócratas a los que les corresponde ser transparentes, es a los funcionarios públicos que les corresponde rendir cuentas, y es precisamente a la estrucrura del Estado a quien le corresponde crear un clima habilitante para la auditoría social y la veeduría ciudadana”, expresó.