Portada » “Nadie los puede tocar, aquí no ha pasado nada”, le dijo JOH a Fuentes Ramírez en una reunión, según informe de Univisión

“Nadie los puede tocar, aquí no ha pasado nada”, le dijo JOH a Fuentes Ramírez en una reunión, según informe de Univisión

Nuevos y sorprendentes detalles de las reuniones que sostuvo Juan Orlando Hernández con el narcotraficante Geovanny Fuentes Ramírez han salido a la luz en una investigación del periodista Jeff Ernst para Univisión News.

El artículo señala que en 2013, Hernández se reunió con Fuentes Ramírez en la oficina del empresario Fuad Jarufe, “donde los dos hablaron sobre el laboratorio de cocaína y cómo evadir la aplicación de la ley local y estadounidense” .

En esas reuniones Hernández se jactaba del poder que ostentaba, y aseguró a Fuentes Ramírez que no habrían mayores consecuencias luego que fuera descubierto su laboratorio de cocaína.

“Fuentes agradeció a Hernández por su ayuda para evitar consecuencias por el descubrimiento del laboratorio. “Para que vea lo que es estar con la gente adecuada, nadie los puede tocar, por sus pertenencias no se preocupe, no se las quitarán, aquí no ha pasado nada”, dijo Hernández”

Univisión News

Respecto a la Administración para el Control de Drogas (DEA) y la posibilidad de extradición, con total seguridad Hernández dijo: “Los tengo comiendo en mi mano… les vamos a meter la droga por las narices de los gringos y ni cuenta se van a dar”.

El documento de la Fiscalía dice que “después de las reuniones del acusado con CC-4 (Juan Orlando Hernández), el acusado recibió el apoyo de miembros de alto rango del ejército hondureño. Por ejemplo, en varias ocasiones, el acusado llevaba un subfusil verde, que dijo que le fue proporcionado por (“CC-13”), entonces comandante de la 105 Brigada Militar. El acusado también recibió otro equipo del ejército, incluida una caja que contenía uniformes militares, chalecos antibalas e insignias policiales. La caja contenía una nota que decía ‘Geovanny Fuentes’, con un sello de la 105 Brigada Militar”.

Según una investigación de Univisión, el oficial que coordinó el apoyo fue René Orlando Ponce Fonseca, quien en ese momento era comandante de la poderosa 105 Brigada Militar y quien está identificado en el documento como CC-13, o co-conspirador 13.