Matones de la Policía y FF.AA. asesinan de 5 tiros a joven que se llevó un cono en retén policial

Con saña volvieron a cometer un repudiable asesinato varios agentes de la Policía Nacional junto a miembros de las Fuerzas Armadas hondureñas, al propinar 5 balazos en la humanidad de un joven cuyo único delito fue llevarse un cono en un retén policial, según denunció uno de sus familiares.

Se trata de Erick Davinson Barrientos Avilés de 21 años, quien murió desangrado en un hospital de la zona poco tiempo después de haber sido atacado por los oficiales.

Uno de sus familiares contó que Erick rozó sin darse cuenta con su vehículo de trabajo (una volqueta) un cono de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT) en la colonia El Carrizal de Comayagüela.

El joven Barrientos Avilés no se detuvo y continuó su ruta hacia una ferretería en la Colonia Torocagua, hasta donde fue perseguido por los agentes, quienes sin mediar palabra lo acribillaron en el lugar.

“Él era un hombre trabajador y deja una niña recién nacida, condenamos esta actitud de la Policía… ahora quedan una esposa y una familia destrozada por esta actitud imperdonable y condenable de la Policía”, denunció un familiar.

Al parecer los agentes habrían recogido los casquillos luego de cometer el asesinato, según manifestaron las personas que estaban presentes al momento del repudiable hecho.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*