Saqueador del IHSS, tío de Mario Zelaya, fue liberado gracias a ley que le negaron a David Romero

Mario Antonio Rojas Rodríguez, tío de Mario Zelaya, salió en libertad tras estar acusado de participar en el desfalco millonario del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), luego de hacer uso del nuevo Código Penal.

Rojas Rodríguez había sido sentenciado a 15 años de prisión al ser declarado culpable por el delito de lavado de activos en el caso del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Rojas conoció su condena el 14 de marzo de 2018 y según su expediente, estaba acusado por utilizar varias empresas fantasmas o de maletín para lavar más de 3.4 millones de lempiras, a través del cobro de 46 cheques emitidos a su nombre.

Beneficio del nuevo Código Penal fue negado a David Romero:

David Romero Ellner, quien falleció el pasado 18 de julio a los de 65 años, estaba preso en un batallón militar desde el pasado 28 de marzo de 2019 cuando fue detenido por agentes policiales en la radio emisora donde trabajaba, luego de haber sido condenado a 10 años y ocho meses por el delito de difamación y calumnias en perjuicio de la abogada Sonia Gálvez, esposa del exfiscal general adjunto Rigoberto Cuellar.

En el nuevo Código Penal de Honduras, aprobado el 31 de enero y en vigencia desde el 25 de junio, quedó derogado el artículo 28 sobre «responsabilidad penal en delitos cometidos a través de medios de difusión». Al haber sido descriminalizados los delitos contra el honor, se debió haber aplicado el principio de retroactividad que favorecía a Romero.

Romero Ellner fue diagnosticado con covid-19 el 5 de julio y desde entonces se encontraba hospitalizado, según declaraciones de su esposa Lidieth Díaz, quien también es periodista.

Díaz indicó que ellos habían presentado un recurso ante la Corte Suprema de Justicia luego que entrara en vigencia el nuevo Código Penal el 25 de junio donde se deroga el artículo 28 que despenaliza el delito de injuria, motivo que le permitiría la libertad a Romero Ellner.

De acuerdo a la Sociedad Interamericana de Prensa(SIP), «si el caso de Romero se hubiese atendido según las normas del nuevo Código Penal, como pidieron sus defensores, probablemente no hubiese seguido encarcelado y expuesto a un estado de extrema vulnerabilidad en la cárcel”.

Publicaciones Similares