JOH y Oliva serán responsables por malas praxis de personal médico sin título: CONFEMEL

La Confederación Médica Latinoamericana y del Caribe(CONFEMEL), en sendas cartas enviadas tanto al presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, así como al mandatario Juan Orlando Hernández, los insta a rectificar sobre la legislación recientemente aprobada que permite la contratación de personal de salud sin título para atender la pandemia del Covid-19.

La CONFEMEL responsabiliza a los titulares del Poder Legislativo y Ejecutivo por las malas praxis profesionales que se den a causa de las legislaciones aprobadas.

En una primera carta dirigida a Mauricio Oliva, la CONFEMEL le advierte que «en Honduras, la colegiación para el desempeño de determinadas profesiones, como en el caso de la medicina, es obligatoria y para tramitarla es necesario poseer el título de médico» .

«Hemos recibido información que al día de hoy, su gobierno está alentando a realizar dicha colegiación sin cumplir con el requisito de la tramitación del título, hecho que rechazamos plenamente» , dice la carta.

Enseguida la CONFEMEL le pide a Oliva «una honrosa rectificación del Congreso Nacional y apela a la condición de colega, del Presidente de la Junta Directiva para que se mantenga atento al respeto de la normativa que rige al gremio médico, y que, por la salud del pueblo hondureño, se contrate en el contexto de la pandemia a médicos que cumplen con los requisitos exigidos por la Costitución y la Ley» .

Mientras que en otra carta enviada al mandatario Juan Orlando Hernández, la CONFEMEL le hace ver que «la colegiación para el desempeño de la medicina es obligatoria, por cuanto se trata de tener y acreditar las calificaciones académicas y las competencias necesarias para la atención de la salud y la vida de las personas» .

Así mismo le advierten que «es responsabilidad constitucional del titular del Poder Ejecutivo, en su condición de administrador general del Estado en el contexto de la pandemia del Covid-19, poner la salud del pueblo hondureño en manos de médicos contratados bajo el cumplimiento de los requisitos exigidos por la Constitución y la Ley, de lo contrario lo hace igualmente partícipe de responsabilidad en casos de mala praxis profesional«.

Por consiguiente lo instan a «vetar aquellos proyectos que violentan el mandato constitucional establecido en el artículo 177 de la Constitución de la República y la Ley de Colegiación Profesional Obligatoria.

Publicaciones Similares