Hondureños se niegan a abrir la puerta a personal de salud por desconfianza en el gobierno

En Honduras ha crecido tanto la desconfianza en el gobierno que una gran parte de la población se niega a abrirle la puerta al personal de salud que trabaja en las zonas afectadas por el Covid-19.

El subdirector departamental de Salud de Cortés, Diógenes Chávez, dijo que miraba con mucha preocupación esta situación, ya que gran parte de la población se niega a atenderlos y mucho menos a brindarles los datos que ellos piden.

El personal de salud se desplaza de casa en casa para detectar a personas con sintomatología de Covid-19 en un intento de controlar una pandemia que, debido a las pocas pruebas realizadas, no se conoce su verdadera magnitud.

“La preocupación que tengo es que según el reporte hay un promedio de 5 mil viviendas que no abren las puertas, por lo que yo le quiero hacer el llamado a la población de que le abra al personal de salud, pues el único objetivo que tenemos es velar por su salud y la de sus seres queridos”, dijo Chávez a un medio radial.

El galeno manifestó que hasta el momento solo han podido realizar alrededor de unas mil pruebas PCR de las cuales se han encontrado unos 400 casos positivos, ya que gran número de la población no quiere colaborar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *