Hondureños dicen que antes de sucumbir al virus, morirán del hambre

A raíz de las medidas impuestas por el régimen hondureño para evitar la propagación del virus del coronavirus, muchos ciudadanos se encuentran sumamente preocupados pues viven del día a día.

Cientos de vendedores ambulantes y locatarios de los mercados capitalinos han desobedecido la orden gubernamental de permanecer en sus casas.

Las autoridades han salido este día a cerrar negocios y ordenar a las personas abandonar las calles y retirarse al encierro en sus casas, y han amenazado con arrestar a quienes se opongan a la medida.

Ante esto, muchos han reaccionado molestos pues dicen que tienen hijos y demás familiares esperando en casa a que les lleven el sustento diario.

¡Relajados¡ -les gritaba un locatario a los policías municipales mientras estos trataban de persuadir a la aglomeración de personas a abandonar el lugar- ¡La gente se va a morir de no comer! Exclamó.

¡El gobierno no nos va a mandar alimentos a nuestras casas! -exclamaban varios vendedores.

“Nadie me va a reembolsar lo que yo invertí, por que no vivimos en un país lleno de ‘billete'”, ironizó un locatario, asegurando que la clase trabajadora es la mas menospreciada por el régimen hondureño.

“Ahí anda un montón de gente que dice que en las mismas empresas del Estado no les pagaron a los empleados y los mandaron a encerrar”, aseguró.

“A los hondureños “no nos va a matar el virus, si no que nos va a matar el hambre”, continuó.

“Eso es lo que quiere este señor(presidente), matar al pueblo, nos tiene moribundos, pero ahora nos va a dar el tiro de gracia”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *