Fiscal Chinchilla le enviaba informes a narcotraficante Wilter Blanco, según Santos Orellana

En entrevista concedida a Mílton Benítez en el programa El Perro Amarillo, el excapitán Santos Orellana ha reclamado que ya hace casi 4 años que interpuso serias denuncias con pruebas contundentes contra altos mandos de la cúpula militar de Honduras y las autoridades mantienen engavetadas hasta el día de hoy esas denuncias.

“Es increíble lo que sucede en nuestro país, despues de declarar hace tres años y medio en la Fiscalía de Lucha contra el Narcotráfico, todo lo que se había descubierto en las operaciones, en utilizar helicópteros….y equipo militar…donde estaba involucrado el alto mando de las Fuerzas Armadas en el trasiego de la droga, no hicieron nada”, reclamó Orellana.

“Nosotros denunciamos con nombres y apellidos los generales involucrados en el narcotráfico y hasta el momento no he escuchado ningún requerimiento fiscal por parte de la Fiscalía en contra de ese personal que administraba la institución armada”, continuó.

Agregó que “esa es la realidad que hemos vivido en nuestro país donde sabemos perfectamente que una información dada a la Fiscalía en ese momento, al día siguiente la tenía un narcotraficante en la costa norte, tal como nosotros la habíamos dado para ver si había un involucramiento con él”.

“A mi me tomaron la declaración sobre todos los vínculos, todo lo que se suscitaba en ese ámbito y es increíble que un día después…un narcotraficante tenía tal y como nosotros habíamos dado la declaración” en la fiscalía, aseguró.

Actual Fiscal General pasaba información a narcotraficante:

Esto ya había sido mencionado por el excapitán Santos Orellana quien aseguró que el narcotraficante Wilter Blanco, en una ocasión, le reenvió íntegra una declaración que había presentado en carácter de denuncia ante la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN).

Lo anterior, luego de que se apersonara en la institución para denunciar actos relacionados con la narcoactividad. «Yo fui a dar una denuncia a la DLCN, me la tomó el subdirector Quintanilla, un agente, Soraya Cálix, y el actual fiscal general (Oscar Fernando Chinchilla)», constató Orellana.

«Al día siguiente el narcotraficante Wilter Blanco me mandó tal y como yo había rendido la denuncia», afirmó el exmilitar.

Por consiguiente, Santos Orellana dejó entrever que existe una filtración de información por parte de las instituciones del Estado al narcotráfico. Es por ello, que asegura que no confía en ninguna institución, ni siquiera en las encargadas de defender los derechos humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *