Portada » Empresario hondureño pone a la venta sus propiedades para apoyar a empleados

Empresario hondureño pone a la venta sus propiedades para apoyar a empleados

“Estamos haciendo un esfuerzo grande para ver si nos sostenemos. Pero si esto funciona, cuenten conmigo, con nuestra familia, porque estamos para ustedes”, dijo a sus empleados suspendidos.

A través de un audio de WhatsApp enviado a sus empleados, con una voz triste, Roberto Contreras, propietario de la cadena Power Chicken, les comunicó que para poder mantener la empresa a flote no había otra opción que suspender a algunos colaboradores.

«Nunca pensé tener que decirle a mi gente, que por decisiones estúpidas del Gobierno, que nos impide vender por autoservicio, cuando las farmacias y supermercados lo pueden hacer, nos vemos en la penosa necesidad de recortar las fuentes de empleo que duramente forjamos juntos», expresó contreras.

Contreras calificó la decisión como “difícil”, ya que todos sus colaboradores necesitan conservar el empleo, sin embargo, debido a los ingresos nulos y a las facturas de la Empresa de Energía de Honduras que siguen llegando(las cuales suman mas de 1 millón 200 mil lempiras), no quedó otra opción.

«Lamentablemente ya no podemos más. Ya no podemos pagar dos planillas manteniendo la empresa cerrada. Los recibos de energía llegaron como si estuviésemos operando. Es más de L1,200,000 que no sé cómo se podrá pagar porque ustedes saben que no tenemos ingresos», dijo a su personal mediante el audio.

«puedo sentir el dolor que están pasando», pero a medida que la crisis sanitaria se termine «nosotros contamos con ustedes… ustedes son parte de nuestra familia», dijo a sus empleados suspendidos

«Tengan seguro que, si de alguna forma logro vender un terreno o alguna propiedad, yo voy a tratar de ver cómo apoyarlos a ustedes aunque sea con la tercera parte o la mitad de un sueldo para que no vayan a pasar tanta necesidad», agregó Contreras.

Roberto Contreras dijo que ahora tratará de mantener su empresa «a flote». Sin embargo, «el futuro es incierto y solo nos queda orar al Señor para que esto pase pronto y ustedes (los suspendidos) vengan nuevamente a nuestra familia«.

TRANSCRIPCIÓN DE AUDIO DE ROBERTO CONTRERAS ENVIADO A SUS EMPLEADOS:

“”Jóvenes… soy Roberto Contreras, el cocinero y fundador de la franquicia Power chicken. Nunca en mi vida pensé, tener que llegar a hacer una grabación, para decirle a mi gente, que por decisiones estúpidas que toma un gobierno, que nos impide poder vender por un autoservicio, cuando las farmacias y los supermercados lo pueden hacer, NOS VEMOS EN LA PENOSA NECESIDAD, DE TENER QUE RECORTAR LAS FUENTES DE EMPLEO, QUE DURAMENTE HABÍAMOS FORJADO JUNTOS. Este es un momento muy difícil, para nosotros como familia, porque sabemos que todos necesitamos el empleo; pero bien saben ustedes, hemos hecho un esfuerzo enorme, por pagar dos planillas, de sueldo, manteniendo la empresa cerrada, PERO LAMENTABLEMENTE YA NO PODEMOS MÁS.
Los recibos de energía eléctrica llegaron nuevamente, como que si hemos estado operando; más de un millón 200 mil lempiras que hay que pagar de energía eléctrica, los cuales no sé… cómo se podrán pagar, porque ustedes saben que no hemos tenido ingresos.
Quiero pedirle, a los jóvenes que están siendo despedidos de nuestra empresa, que yo puedo sentir el dolor, en este momento que están pasando; pero… en la medida, que esto se vaya normalizando, nosotros contamos con ustedes. Ustedes son parte de nuestra familia; y tengan presente que… si de alguna forma, logro vender un terreno, o logro vender alguna propiedad, yo voy a tratar de ver cómo les logro apoyar a ustedes, aunque sea con la tercera parte o la mitad de un sueldo, para que no hagan… no, no vayan a pasar tantas necesidades. Yo estoy con ustedes, y voy a estar pendiente de todos ustedes.
Supervisores y gerentes, comuníquenle a los muchachos esta decisión, que REALMENTE NO HA SIDO FÁCIL TOMARLA POR LA FAMILIA. Pero estamos viviendo momentos difíciles… y lucharemos con los… con los que quedan, con su empleo, para ver si sacamos a flote la empresa. Pero realmente, el futuro es incierto; sólo nos queda orar al Señor, para que esto pase pronto, y ustedes vengan nuevamente a nuestra familia. ¡Éste no es un adiós definitivo, éste es un hasta pronto!
No se preocupen. Vamos a salir de esto, nos vamos a volver a levantar, y ustedes volverán a sus empleos. Pero por ahorita, tenemos que dar este paso, por el bien del resto de los que quedan, en parte con empleo, porque sólo con el de líbery, sólo con la entrega a domicilio, no sacamos la empresa adelante; estamos haciendo un esfuerzo grande para ver si sostenemos la empresa, y sino lamentablemente pues, TENDREMOS QUE CERRAR TODA LA EMPRESA. Pero si esto empieza a funcionar nuevamente, cuenten conmigo, cuenten con nuestra empresa, cuenten con nuestra familia, que estamos para ustedes. BENDICIONES.