«Dos disparos me le pegaron a mi hijo por la espalda» , madre pide justicia para su hijo asesinado por policías municipales bajo órdenes de Calidonio

María Hernández, madre del joven Rafael Hernández, lavador de carros en Río Blanco, San Pedro Sula, asesinado en violento desalojo por miembros de la Policía Municipal que actuaban bajo órdenes del alcalde Armando Calidonio, exige que «se haga justicia» y que no quede impune la muerte de su hijo.

Entre lágrimas la mujer relató que su vástago fue atacado por la espalda mientras intentaba poner a salvo algunas pertenencias antes de que su humilde choza fuera destruida por la maquinaria de la municipalidad.

«La venganza de Dios es muy fuerte, puede ser más fuerte que lo que estoy sintiendo ahorita como madre» , dijo la acongojada madre.

Según el gerente de Prevención, Seguridad y Movilidad Urbana, José Alfredo Ponce, el desmantelamiento de chozas, casas y negocios ubicados en los bordos del Río Blanco, se sustenta en una resolución de la Municipalidad de San Pedro Sula.

«Hay bastante contaminación y poco a poco se han tomado más la parte sur del bordo aquí en Río Blanco. Hay varios negocios, chozas, casas, estas personas no han querido acatar las disposiciones de la comuna», justicó.

«Hay que aclarar que se está actuando contra las personas que lavan carros, los de los carwash, hay muchas denuncias en su contra por la contaminación en esta zona», dijo el funcionario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *