Comunidad en Honduras se revela y con palos y piedras expulsan a policías y fiscales

Los pobladores de la aldea de Corinto, del municipio de Omoa, Cortés, impidieron la captura de varias personas residentes en el sector y armados con palos y piedras expulsaron a los agentes y fiscales de la Dirección Policial de Investigaciones(DPI).

Los aldeanos aducen que las personas que iban a ser detenidas han apoyado a los damnificados de la comunidad y manifiestan que han sido acusados de manera maliciosa por las autoridades .

Las detenciones se están realizando en el marco de la operación «Chakal» que se ejecuta a nivel nacional por las cuestionadas autoridades policiales de Honduras.

La operación está orientada a desarticular estructuras del crimen organizado involucradas en la trata de personas según informó el portavoz de la Secretaría de Seguridad Yair Meza.

Publicaciones Similares