«Esto es para hacer una película de ficción»: excomisionado cuenta cómo el bufete Hernández liberó a colombianos encargados de narcolaboratorio

Como salido de una película de ficción, así califica el excomisionado de la Policía Leandro Osorio, el hecho de que el bufete perteneciente a la familia Hernández Alvarado haya representado a los colombianos encontrados en un narcolaboratorio desmantelado en La Iguala, Lempira, en el año 2014.

«Increíblemente, esto es como para hacer una película de ficción, ellos no estuvieron ni dos meses privados de libertad, con un narcolaboratorio como evidencia, además de armas, vehículos y generadores», contó el exjerarca policial mientras mostraba la fotografía de los prófugos.

Al ser consultado sobre quién defendió a los colombianos, con una sonrisa de incredulidad el excomisionado respondió: «un bufete muy famoso en Lempira, el bufete Hernández Alvarado, manejado por Tony Hernández«.

Osorio manifiesta que existían abundantes y contundentes evidencias documentales, testificales y técnicas para presentar el requerimiento fiscal contra esas personas y encarcelarlos durante muchos años.

Sin embargo eso no sucedió en el país de las maravillas, pues los propios dueños del narcolaboratorio se encargaron de defender a los colombianos, quienes rápidamente fueron liberados.

«Eso es lo que indigna de los operadores de justicia, pero qué se puede esperar de ellos si estaban amenazados y temerosos», dijo el exjefe policial, señalando que los involucrados seguramente están muy felices en Colombia, recordando cómo evadieron la justicia en Honduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *