Colegio de Abogados enumera ilegalidades de ZEDEs y señala de traición a la patria a quienes las promovieron y aprobaron

El colegio de abogados de Honduras, en un pronunciamiento público enumeró las serias ilegalidades de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico(ZEDE). Además señaló de traición a la patria a quienes las promovieron y aprobaron.

Cabe decir que los cuestionados proyectos fueron promovidos por los abogados Juan Orlando Hernández y Ebal Díaz, presidente y ministro de la Presidencia de Honduras. Las ZEDEs además fueron aprobadas por numerosos diputados y exdiputados del Congreso Nacional, muchos de ellos abogados de profesión, y por lo tanto conocedores de todas las leyes que estaban violentando.

Las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico otorgan facultades a 21 particulares, la mayoría extranjeros, los cuales forman un “mini poder ejecutivo”. Esa estructura tendrá atribuciones que la Constitución confiere de manera exclusiva a los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Las ZEDEs vulneran diversos principios constitucionales, libertades, derechos fundamentales y un tratado internacional vigente, según establece el Colegio de Abogados en su comunicado.

Dentro de las ilegalidades encontradas por el Colegio de Abogados se encuentran las siguientes:

La ley ZEDE violenta el principio de aplicación territorial de la ley nacional, al violar los artículos 30 y 41 numeral 1 de la carta Magna. Pues permite a nacionales y extranjeros en territorio hondureño, no someterse a las leyes y a la Constitución política.

Vulneran el artículo 7 de la Constitución de la República, que restringe la compraventa de territorios del Estado, ejidales, comunales o de propiedad privada, situados en zonas limítrofe a los Estados vecinos, o en el litoral de ambos mares, en una extensión de 40 km hacia el interior del país o extranjeros.

Las ZEDE violentan un tratado internacional vigente con el Reino Unido, firmado en 1859. En virtud de ese tratado el Reino Unido reconoce la soberanía de Honduras sobre Islas de la Bahía y territorio misquito. El artículo 1 establece que sus habitantes no serán molestados en la posesión de cualquier propiedad que en ellas hayan adquirido. Honduras se comprometió a no ceder dichas islas o el derecho de soberanía a nadie.

La creación de tribunales independientes con competencia exclusiva y autónoma, que podrán adoptar sistemas o tradiciones jurídicas de otras partes del mundo, afecta la soberanía. Esto violenta la reserva de la no delegación, contenido en el artículo 206 de la Constitución de la República.

El Congreso Nacional atribuye a un órgano no autorizado para crear, aprobar o improvar leyes. Por tanto, todo ello entra en contradicción con la norma constitucional. Excede competencia puramente legislativa y viola el artículo 2 párrafo primero de la Constitución de la República.

El artículo 40 obliga a CONATEL a ceder el espectro radioeléctrico a las ZEDEs para que otorguen su propia licencia.

Colegio de Abogados advierte a quienes promovieron y aprobaron las ZEDEs:

“Ante la magnitud del daño producido, se deben derogar los decretos que dieron vida a las ZEDEs. Solucionar este estuerto corresponde a quienes lo generaron. Por ello reiteramos el llamado al Congreso Nacional para que derogue los decretos relacionados”.

“Hacer lo contrario es violentar el artículo 2 de nuestra Carta Magna que dice: ‘la suplantación de la soberanía popular y usurpación de los poderes constituidos se tipifican como delitos de traición a la patria‘”.

“La responsabilidad en estos casos es imprescriptible, y podrá ser deducida de oficio o a petición de cualquier ciudadano”.

Colegio de Abogados de Honduras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *