Argueta, Moreno y Chinchilla pertenecen al Cartel de Occidente, asegura congresista

Según el diputado Ramón Soto Bonilla, el motivo por el cual Oscar Chinchilla, Rolando Argueta y Tito Livio Moreno no proceden contra el mandatario hondureño a pesar de las graves acusaciones en su contra por parte de autoridades estadounidenses, es porque ellos también son parte de la estructura criminal denominada “Cartel de Occidente”.

El jefe de ese grupo organizado de mafiosos es el propio Juan Orlando Hernández, de acuerdo al diputado Soto.

“Aquí no van a llegar al verdadero padrino o jefe de la corrupción, porque el encargado de la acción penal en Honduras, el fiscal general, Oscar Chinchilla, también pertenece al cartel de Occidente junto con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Argueta y el jefe del Estado Mayor Conjunto, Tito Livio Moreno”, dijo el parlamentario.

A través del completo dominio de la institucionalidad del país, ese grupo criminal habría logrado apoderarse de la totalidad del negocio de la droga, el cual estaría siendo ejecutado por los propios cuerpos armados del Estado, según Soto.

Cabe señalar que recientes documentos judiciales del Departamento de Justicia de los Estados Unidos del caso de Geovanny Fuentes Ramírez, implican al Fiscal General de Honduras, Oscar Chinchilla, como colaborador del narcotráfico en el país.

Los fiscales federales también han señalado que la Corte Suprema de Justicia, dirigida por Rolando Argueta, se ha negado a extraditar a dos narcotraficantes solicitados por EE.UU., quienes servirían como testigos en un futuro juicio contra Juan Orlando Hernández.

Reuniones de narcos:

Investigaciones de autoridades estadounidenses descubrieron que, alrededor del año 2013, Geovanny Fuentes sostuvo dos reuniones con Juan Orlando Hernández en un negocio ubicado en el departamento de Cortés nombrado dentro del documento como Business-1. Durante las reuniones, ocurrió lo siguiente:

*Geovanny Fuentes entregó a Juan Orlando Hernández decenas de miles de dólares a cambio de una promesa continua de protección del escrutinio policial y el apoyo militar en sus actividades de tráfico de drogas.

*Juan Orlando Hernández le dijo a Geovanny Fuentes que estaba interesado en acceder a su Laboratorio por su proximidad a Puerto Cortés, un puerto de embarque clave en la costa norte de Honduras que se encontraba a minutos del laboratorio.

*Juan Orlando acordó utilizar las Fuerzas Armadas de Honduras como seguridad para las actividades de narcotráfico de Geovanny Fuentes Ramírez.

*Juan Orlando Hernández dijo que el Fiscal General de Honduras (Oscar Chinchilla) ayudaría a proteger las actividades de narcotráfico del acusado.

*Juan Orlando dijo que Tony Hernández manejaba actividades de narcotráfico en Honduras, que Geovanny Fuentes debía reportar directamente a Tony Hernández para propósitos de narcotráfico y Juan Orlando Hernández proporcionó a Fuentes Ramírez el número de teléfono de Tony Hernández.

*Juan Orlando Hernández dijo que quería que la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) pensara que Honduras estaba luchando contra el narcotráfico, pero que en cambio iba a eliminar la extradición y “meter las drogas en las narices de los gringos”, refiriéndose a inundar los Estados Unidos con cocaína. Geovanny Fuentes, en sustancia y en parte, estaba emocionado de tener la protección de Juan Orlando Hernández y acordó trabajar con el y su hermano para importar cocaína a los Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *