Policías hondureños se “convierten” en “agentes de inmigración” ante caravanas migrantes

Antes las caravanas de inmigrantes que están abandonando el país, la policía nacional hondureña ha asumido el papel de especie de “agencia de inmigración”.

El cuerpo armado del Estado ha establecido varios retenes a lo largo de los departamentos por donde están transitando los migrantes que salen del país y los detienen para pedirles sus documentos e incluso, en algunos casos, pasaporte para salir del país.

Al parecer, la policía hondureña estaría utilizando algún tipo de táctica para desintegrar las caravanas migrantes, ya que grupos reducidos son mas fáciles de controlar.

Fuertes retenes policiales y militares se han apostado en las fronteras de Corinto y Agua Caliente.

El portavoz de la Policía Nacional, Jaír Meza, dijo que el objetivo es «que se cumplan todos los protocolos contemplados en la legislación hondureña».

Por lo tanto, miembros de la Policía Nacional, Instituto Nacional de Migración y la Dirección Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, se encuentran en las fronteras.

El día de ayer, para impedir el paso de migrantes, cuerpos militares hondureños incluso lanzaron gases lacrimógenos a las personas, entre las que se incluían mujeres, niños, ancianos y discapacitados.

Cabe destacar que el mandatario hondureño suscribió un acuerdo de “tercer país seguro” con EE.UU, en el que, aparte de comprometerse a recibir migrantes de otros países en proceso de asilo, Honduras también se comprometía a reducir el flujo de migrantes hondureños hacia el país del norte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *