JOH saqueó el seguro social para su millonaria campaña del 2013

El mandatario de Honduras, Juan Orlando Hernández, admitió en el año 2015 que empresarios vinculados a un multimillonario desfalco al Instituto Hondureño de Seguridad Social, financiaron su campaña política con parte de ese dinero.

“Mi partido me ha informado que la suma es por unos 147.783 dólares”, declaró el mandatario en conferencia de prensa.

“Fueron 10 cheques, pero yo no tengo nada que ver con la corrupción en el Instituto Hondureño de Seguridad Social”, agregó

El jefe del régimen también instó en ese momento a “devolver cuanto antes los fondos que recibió del desfalco del Instituto de seguridad social”.

“Las investigaciones deben continuar, caiga quien caiga”, dijo el mandatario en sus declaraciones.

Juan Orlando Hernandez dió estas declaraciones en medio de fuertes protestas que se desarrollaban en ese momento, a raíz de que había sido de conocimiento público el multimillonario robo al Instituto que vela por la salud de los habitantes del país hondureño.

“Los cheques fueron aportados al Partido Nacional por ciertos empresarios, los que son responsables de la situación, no mi partido”, confesó el propio mandatario en ese entonces.

Pero para desligarse de la situación, señaló al entonces vicepresidente de su gobierno, Ricardo Álvarez, quien era presidente del Partido Nacional cuando recibió los fondos.

“Yo no sé en este momento si él(Ricardo Álvarez)ya ha rendido declaración. Todo el mundo tiene que hacerlo y el juzgado tiene que emitir su resolución”, Señaló Hernandez en ese momento.

Y agregó que “aquí nadie ha comprado impunidad. Por eso, he pedido al Ministerio Público y a los jueces que no les tiemble la mano para aplicar la ley”.

El fiscal Roberto Ramirez, quien investigaba el caso, tuvo que abandonar el país, alegando amenazas contra su vida certificadas por la seguridad del estado como “muy creíbles”.

En el año 2013, Hernández desplegó una multimillonaria campaña electoral con la que logró imponerse por estrecho margen a la candidata Xiomara Castro, quien denunció fraude en el proceso.

En otras declaraciones, Juan Orlando Hernández,aseguró que no tenía el dato de cuánto se había gastado en su millonaria campaña política, pero que su partido, el Nacional, en el poder, había rendido cuentas ante el órgano electoral.

Los fondos de su campaña, indicó Hernández en una rueda de prensa con corresponsales de prensa extranjera, provienen de candidatos a alcaldes y diputados; activistas de su partido que quieren ser directivos, empleados públicos que aportan “voluntariamente” una cuota mensual, rifas, donaciones de ciudadanos y otras aportaciones.

“En el caso particular, también de empresarios, pero hemos sido muy cuidadosos y hemos advertido a nuestros candidatos, a nuestros equipos, que tengan cuidado con dinero proveniente de fuentes oscuras”, subrayó.

 Aunque Hernández mencionó $147.783, la oposición acusa al grupo gobernante de haber recibido unos $90 millones para la campaña proselitista del 2013.

El desfalco contra el IHSS se calcula en unos US$200 millones y se produjo entre 2010 y 2014, cuando el país era gobernado por Porfirio Lobo, del mismo Partido Nacional, mientras que Juan Orlando Hernandez era presidente del Congreso en ese entonces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *