InSight Crime: «la sombra de la corrupción y la narcopolítica se cierne sobre las próximas elecciones de Honduras»

El casi total dominio del crimen organizado sobre la política y la institucionalidad hondureña ya es objeto de estudio a nivel internacional. Reconocidos diarios del hemisferio casa vez vierten más tinta en numerosos análisis sobre el nido de corrupcion y de impunidad en que se ha convertido el otrora respetado y próspero país centroamericano.

Influyentes medios como The New York Times, The Washington Post, Univisión, InSight Crime, por citar algunos, han presentado sendos informes sobre esta seria amenaza de la seguridad nacional y ciudadana que se cierne impunemente sobre el país, apoyada incluso por los principales medios de comunicación nacionales que se niegan a informar sobre la terrible realidad que atraviesa la nación.

En esta ocasión mencionaremos el más reciente informe de InSight Crime, una reconocida fundación con oficinas en Wahington y Medellín, dedicada al estudio del crimen organizado en Latinoamérica y el Caribe, en el cual se señala que claramente «los delitos financieros no son un impedimento para postularse a la presidencia de Honduras.»

El artículo menciona que, insólitamente, dos de los candidatos con más posibilidades de ganar la presidencia del país, han sido acusados de graves delitos financieros como malversación de fondos públicos y lavado de dinero.

«El alcalde de Tegucigalpa, Nasry “Tito” Asfura, quien anunció que se postulará a la presidencia en las elecciones de Honduras de 2021, ha sido nombrado en una investigación del gobierno sobre la malversación de más de un millón de dólares en fondos de la ciudad, lo que lo convierte en el segundo candidato presidencial en ser acusado de delitos financieros»

InSight Crime

Y esque a fines de octubre, la Unidad Fiscal Especializada contra la Corrupción (UFERCO) presentó una solicitud ante un tribunal anticorrupción en Tegucigalpa para que Asfura y otro empleado municipal sean juzgados por corrupción, malversación de fondos y lavado de dinero luego que se descubriera una serie de complejas transacciones que terminaron con fondos de impuestos transferidos a cuentas personales, según documentos judiciales . 

Sin embargo eso no ha impedido que el alcalde continúe con su campaña presidencial y de hecho es el candidato apoyado por el oficialismo y avalado por el actual presidente del país, Juan Orlando Hernández.

Cabe señalar que el 28 de octubre, la Corte Suprema le otorgó un » recurso de amparo»  , una petición a un tribunal de alto nivel en el que se alega una violación de los derechos civiles constitucionales, deteniendo en efecto cualquier nueva investigación sobre su persona.

Por otro lado, Yani Rosenthal , un poderoso banquero hondureño que cumplió una sentencia de prisión de tres años en Estados Unidos en agosto después de declararse culpable de los cargos de lavado de activos del tráfico de drogas, anunció su candidatura por el Partido Liberal.  

«Ser acusado de malversación de fondos, o incluso tener una condena por lavado de dinero de drogas, claramente no es un obstáculo para postularse a la presidencia en Honduras» 

InSight Crime

Las acusaciones de corrupción y los vínculos con el crimen organizado que persiguen a los dos candidatos, quienes tienen buenas posibilidades de ganar la presidencia en 2021, se suman a la aparentemente interminable serie de escándalos que han atrapado a la clase política hondureña en los últimos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *