Administración Biden-Harris se enfoca en castigar con dureza a los corruptos en Honduras, Guatemala y El Salvador

Según señala un artículo publicado por la agencia de noticias Anadolu, con sede en Ankara ,Turquía, un influyente medio fundado en 1920 durante la Guerra de Independencia de Turquía, el giro que tendrá la política de Estados Unidos hacia los países del Triángulo del Norte de Centroamérica para los próximos cinco años ya está marcado.

Todo parece indicar que la Administración Biden implementará un cambio drástico en cuanto a la manera de abordar los serios problemas en la región. El enfoque es claro: atacar contundentemente la corrupción.

Las primeras medidas ya fueron aprobadas en la “Omnibus Bill”, la cual incluye un recorte a la ayuda militar y la publicación de una lista con los nombres de funcionarios de Honduras, Guatemala y El Salvador vinculados a casos de corrupción o narcotráfico.

«El Departamento de Estado (DOS) que dirija la Administración Biden-Harris enfocará la política de la región en atacar la corrupción en los gobiernos de los tres países y en las causas principales de la migración»

Anadolu

Desde que la ley «Omnibus Bill» fuera aprobada hace unos días en el Congreso estadounidense y ratificada por el presidente Trump comenzó la cuenta regresiva para que a más tardar en 180 días el presidente electo Joe Biden publique la lista de corruptos en la región y se apliquen las respectivas sanciones.

«Negar el apoyo a los funcionarios corruptos creará una región más estable para los centroamericanos y ayudará a evitar que muchos realicen el peligroso viaje hacia el norte para buscar asilo en nuestra frontera», dijo la congresista Norma Torres.

“La corrupción en El Salvador, Guatemala y Honduras cometida por ciudadanos civiles y algunos oficiales de gobiernos locales, regionales o federales daña significativamente la economía de estos países y priva a los ciudadanos de oportunidades”

Fragmento del documento de la ley «Omnibus Bill»

La legislación además indica que el presidente Biden deberá compartir con un Comité especial del Congreso toda la información de funcionarios u oficiales de los gobiernos del Triángulo del Norte que estén vinculados a casos de corrupción y que no hayan sido procesados o acusados por este delito en sus países.

“Las sanciones incluyen la ilegibilidad para visas o admisión a los Estados Unidos. Ilegibilidad para recibir cualquier tipo de visa u otra documentación que le permita el ingreso a Estados Unidos. Ilegibilidad para ser admitido en programas de perdón migratorio o de recibir cualquier otro beneficio contemplado en la ley de Inmigración”

Frgmento de la ley «Omnibus Bill»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *