Bienes del Partido Nacional deben ser confiscados para recuperar dinero robado al pueblo hondureño

Cuando entre en funciones el nuevo gobierno, Honduras debe tomar las mismas medidas que está implementando el país vecino, El Salvador, para recuperar por lo menos parte del dinero que el Partido Nacional le ha robado al pueblo hondureño.

Hace unos días el fiscal general de El salvador, Rodolfo Delgado, encabezó el embargo al partido ARENA por orden del Juzgado de Extinción de Dominio. El monto ascendió a unos 3.9 millones de dólares entre bienes inmuebles, vehículos y la deuda política que el partido recibiría por las elecciones legislativas y municipales del pasado 28 de febrero de este año.

Según las investigaciones, unos 10 millones de dólares desviados por el expresidente Francisco Flores de unas donaciones de Taiwán fueron a parar a las arcas de ese partido.

Algunos de los saqueos comprobados del Partido Nacional de Honduras:

Pandora: Según investigaciones de la MACCIH-UFECIC, unos 360,6 millones de dólares destinados a proyectos sociales fueron desviados  mediante una red de organizaciones no gubernamentales (ONG) y empresas de papel montadas por Hilda Hernández, hermana de Juan Orlando Hernández.

Los fondos que estaban destinados a proyectos sociales se desviaron a políticos y campañas políticas del Partido Nacional, incluida la campaña del 2013 del actual mandatario, Juan Orlando Hernández.

Corrupción sobre Ruedas: Una investigación de la MACCIH-UFECIC descubrió una red que tenía a la cabeza a Hilda Hernández, hermana de Juan Orlando Hernández, con la que se habrían drenado 11 millones 401 mil 151 lempiras que estaban destinados para personas con discapacidad y de la tercera edad.

De acuerdo con el Ministerio Público, los fondos fueron a parar a las arcas del Partido Nacional y se usaron para el alquiler de vehículos blindados que fueron utilizados por funcionarios y sus familiares. Además, se invirtieron para financiar campañas políticas en el 2013, incluida la de Juan Orlando Hernández.

Seguro Social: Según el Ministerio Público, una red que dirigía Mario Zelaya, director del IHSS durante la administración del presidente Porfirio Lobo (2010-2014), desvió de manera fraudulenta alrededor de 320 millones de dólares  de partidas destinadas a la adquisición de medicamentos, insumos sanitarios y pagos de pensiones por invalidez y vejez.

Se estima que unos 90 millones de dólares de esos fondos saqueados fueron a parar a las arcas del Partido Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *