Insólito: JOH se contrató a sí mismo en plena pandemia para agenciarse 8 millones del dinero del Estado

Como una muestra de la total impunidad de la que goza en Honduras, gracias al control de todas las instituciones encargadas de impartir justicia, el controvertido jefe del régimen nacionalista, Juan Orlando Hernández, ha contratado a sus propias empresas para agenciarse millonarias sumas de dinero del Estado.

Una investigación de Expediente Público reveló que Hernández y su familia se beneficiaron con millonarios contratos con el Estado en plena pandemia, a través de Servicios de Seguridad Lempira(Sersel).

La empresa Sersel, vinculada a Hernández y su familia, fue favorecida con tres contratos  entre  marzo a agosto de 2020 por un monto de 320 mil dólares(8 millones de lempiras) en el marco de la pandemia.

A pesar que la Ley de Contrataciones del Estado de Honduras prohíbe en su artículo 15 que funcionarios y sus familiares puedan participar en negocios con el Gobierno, Sersel recibió tres contratos más con la Secretaría de Salud Pública para suministrar los servicios de seguridad en el Hospital Dr. Enrique Aguilar Cerrato, localizado en Ocotepeque, a 243 kilómetros de la capital, al occidente de Honduras.

Los contratos de servicios de seguridad privada en los hospitales y oficinas administrativas de la Secretaría de Salud fueron adjudicados mediante varias licitaciones privadas y firmados entre la ministra de Salud Alba Consuelo López y Óscar Orlando Cárcamo, representante legal de Sersel.

Además, el 31 de diciembre 2019, Sersel consiguió la renovación de 10 contratos por un monto de 13.2 millones de lempiras, unos 533 mil dólares para los servicios de seguridad en Salud Pública.

También en 2019 Sersel recibió dos contratos por parte de Inversión Estratégica de Honduras (Investh); ambos contratos fueron firmados por Marco Bográn Corrales, ex director de esa entidad y que actualmente tiene abierto un proceso de investigación por parte del Ministerio Público por el mal manejo de los fondos destinados para la pandemia del coronavirus.

El 17 mayo de 2019, Expediente Público evidenció en el artículo: “Sersel: la seguridad Favorita del Gobierno”, que esa sociedad mercantil fue constituida en 1993 por el presidente Juan Orlando Hernández Alvarado y su familia, y que ha sido beneficiada desde 2006 al 27 de agosto de 2020 con 53 contratos por 16.6 millones de dólares mediante licitaciones adjudicadas por instituciones del Estado. 

En las escrituras públicas figura que Juan Orlando Hernández Alvarado, junto a su esposa Ana Rosalinda García Carías, su madre María Elvira Alvarado Castillo y su hermano, José Amílcar Hernández Flores, son los socios de la empresa Servicios de Seguridad Lempira, Sersel.

Sersel fue constituida por el mandatario hondureño, Juan Orlando Hernández, José Adrián Castro Pinto y Juan Pablo Hernández Hernández, el 16 de noviembre de 1991, según la inscripción 88 del tomo 25 del Registro de la Propiedad y Mercantil de Gracias, Lempira. 

Sin embargo, en 1993, Hernández Alvarado le vendió sus acciones a su esposa Ana Rosalinda García Carías y a su madre María Elvira Alvarado Castillo.  

Posteriormente, en 2013, cuando fue electo como presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández , las señoras Ana Rosalinda García Carías y María Elvira Alvarado Castillo se desligaron de la empresa y traspasaron su parte social a los señores Juan Francisco Chinchilla Peña, Miguel Izaguirre Domínguez, Óscar Orlando Cárcamo Sánchez y a Wilfredo Calderón Canales, este último es actualmente subdirector del Instituto Nacional de Migración de Honduras. 

Sersel sigue siendo administrada por la familia presidencial

Expediente Público solicitó nuevamente el 28 de agosto 2020, las escrituras públicas de Sersel en Gracias, Lempira, en las que se detallan la compra de cinco oficinas en el edificio Torre Alianza, localizado en Lomas del Guijarro en Tegucigalpa. Esas propiedades fueron adquiridas en 2010 por 732 mil dólares estadounidenses. 

Posteriormente, obtuvieron un préstamo hipotecario por los cinco locales y cuatro propiedades en aldea Las Casitas del Distrito Central y seis manzanas localizadas enfrente de la Montaña Celaque en Gracias, Lempira y que están escriturados a favor de Sersel. 

Esos contratos abiertos con garantía hipotecarias fueron adjudicados a Sersel; esas transacciones se realizaron el 16 noviembre 2017 y 23 de diciembre 2019 por la primera dama de Honduras Ana Rosalinda García Carías junto a su madre Carlota Carías Pizzatti y su suegra María Elvira Alvarado Castillo y Amílcar Hernández Flores, hermano del presidente. 

Con esta investigación se confirma que la sociedad Servicios de Seguridad Lempira , Sersel , sigue  vinculada a la familia presidencial de Honduras y que el Estado sigue adjudicándose licitaciones pese al enorme conflicto de intereses. 

Fuente: https://expedientepublico.org/exclusiva-presidente-hernandez-y-su-familia-aprovechan-pandemia-para-hacer-negocios/

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*