Inaudito: diputados le dan a JOH potestad exclusiva del Congreso de aprobar impuestos

En la sesión virtual llevada a cabo el 24 de mayo del 2021, diputados oficialistas le dieron al Poder Ejecutivo, dirigido por Juan Orlando Hernández, la potestad de aprobar impuestos, una facultad exclusiva del Congreso Nacional según el artículo 205, numeral 35 de la Constitución de la República.

La nueva facultad de JOH fue autorizada en el decreto que establece las “Normas para regular las relaciones fiscales y aduaneras entre las entidades competentes del Estado de Honduras y las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE)”.

Dicho decreto otorga una serie de beneficios fiscales a los inversores. Pero lo más destacable es que los empresarios que operen en las ZEDE pagarán una “tasa cero” de impuestos por la compra o adquisición de insumos, bienes o servicios en el mercado nacional.

El artículo 1 de dicho decreto establece en la parte final del segundo párrafo lo siguiente:
“…En casos especiales, el Poder Ejecutivo en Consejo de Ministros puede autorizar que
otras industrias que no están señaladas en este Decreto tengan este mismo
tratamiento de tasa cero como única tarifa impositiva aplicable a sus compras en el
mercado nacional.”

Según un análisis jurídico realizado por el COHEP, “esta autorización al Poder Ejecutivo se constituye en una delegación de la atribución constitucional del Poder Legislativo establecida en el artículo 205 numeral 35 de la Constitución de la República que establece que corresponde al Congreso Nacional “establecer impuestos y contribuciones, así como las cargas públicas.”

“Esto constituye una violación a lo establecido en el artículo 206 de la Constitución de la República, que en forma clara establece: ‘Las facultades del Poder Legislativo son indelegables, excepto la de recibir la promesa constitucional a los altos funcionarios del Gobierno, de acuerdo con esta Constitución'”

Análisis jurídico del COHEP

Según el análisis jurídico, el Congreso Nacional, al autorizar al Poder Ejecutivo a determinar otros sectores distintos a los señalados en el decreto, lo que hace es delegar su atribución constitucional de establecer impuestos al Poder Ejecutivo.

Con esto el Congreso firmó un “cheque en blanco” en favor del Poder Ejecutivo,
violentando preceptos constitucionales.

Reforma aprobada ilegalmente

Algo grave es que esta última reforma fue aprobada sin reunir la mayoría calificada de 86 votos favorables de los 128 diputados del Congreso Nacional.

“De conformidad al artículo 329 párrafo noveno de la Constitución de la República, relacionado con el artículo 45 de la Ley Orgánica de la ZEDE, sólo se pudo haber realizado con la aprobación de las 2/3 partes de los diputados del Congreso Nacional, es decir, con el voto favorable de 86 diputados del Congreso Nacional”

Análisis jurídico del COHEP

Sin embargo la reforma se aprobó con el voto favorable de apenas 53 de los 92 diputados presentes en la sesión de Congreso Nacional.

La conclusión del análisis jurídico del COHEP es clara:

“Se determina que este decreto legislativo tiene vicios de inconstitucionalidad, violentando el principio de legalidad,
que es piedra angular del Estado de Derecho. El artículo 1 de la Constitución de la República establece que Honduras es un Estado de Derecho, lo que significa que, cualquier norma que se cree en el país debe de regirse por el proceso de formación, sanción y promulgación de la ley, respetando las normas jurídicas existentes y con inspiración en los principios formadores del derecho”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *