Portada » Ebal Díaz: un peligroso acosador sexual protegido por el poder

Ebal Díaz: un peligroso acosador sexual protegido por el poder

Cuando el potentado funcionario Ebal Jair Díaz Lupián observó a Xiomara, una joven agradable y muy atractiva, pese a que laboraba en otra dependencia, inmediatamente dio instrucciones para que fuera nombrada como su asistente personal: el acosador había elegido a su presa.

Una vez logró la cercanía de la joven comenzaron las insinuaciones y los mensajes con un evidente interés, muy diferente al profesional y laboral.

“Usted tiene algo muy poderoso, poderosísimo, que obra en su favor y que debe aprender a manejar”, dice un mensaje de WhatsApp enviado por el funcionario a su empleada, el 11 de noviembre del 2017 a las 11:08 de la noche.

“¿Sabe que su mirada se siente…? Pero no la molesto con mis comentarios… ¡Procuraré no decirle esas cosas entonces…! Pero no se lo prometo, será complicado evitar la fuerza de la tentación de decírselo…”, complementó Ebal Díaz en otro mensaje.

“Ya ratos quiero terminar la conversación para dejarla dormir, pero se me dificulta y se me fue el sueño, con eso de la poesía y sus lindos ojos“, dice otro mensaje enviado a las 11:44 de la noche.

“No abogado, que pena pero tiene que descansar”, respondió la mujer, evidentemente coaccionada por su poderoso jefe, en cuyas manos estaba su futuro laboral.

Puede llamarme “Ebal, o Jair, que es mi segundo nombre”, respondió el funcionario.

Otras conversaciones que fueron filtradas, evidencian que el funcionario hizo gestiones personalmente para que la joven firmara su contrato laboral, con la clara intención de ejercer una mayor influencia sobre ella.

Desenlace violento

El mediático funcionario posee un lujoso apartamento en la Torre Morazán, donde presuntamente acostumbra cometer sus fechorías con mujeres sometidas gracias a su influencia y su poder.

El 10 de diciembre del 2017, Ebal Díaz invitó a Xiomara a una misteriosa celebración en su apartamento de la Torre Morazán, pero la mujer fue acompañada de una amiga, pues sospechaba de las intenciones de su jefe.

Horas mas tarde todo acabó con golpes, insultos y llamadas a influyentes políticos para abogar ante un ensoberbecido Ebal Díaz, que soltara a la víctima y su esposo que había ido a recogerla. El funcionario había ordenado a los guardias no dejarlos salir.

¿Qué sucedió?

Luego de que Ebal Díaz fuera denunciado, un documento filtrado de la declaración del esposo de la víctima ante el Ministerio Público dice lo siguiente:

pregunta: ¿por qué motivo fue al apartamento de Ebal Díaz el 10 de diciembre del 2017?

Respuesta: porque mi esposa estaba allí y ella me dijo que fuera a traerla, porque su jefe estaba bebiendo mucho y además la engañó al decirle que ahí estaban sus otras compañeras de trabajo.

Pregunta: ¿de qué forma ingresó al lugar?

Respuesta: yo ingresé por el estacionamiento, fui al lobby y le dije al guardia que necesitaba subir al apartamento de Ebal, porque mi esposa me había llamado y le conté lo que sucedía.

Pregunta: ¿qué pasó al subir al apartamento?

Respuesta: yo toqué, luego lo insulté y le reclamé porque mi esposa estaba siendo acosada por él. Le dí un empujón en el pecho. Durante la pelea se rompió una mesa y unos adornos, después tomé a mi esposa de la mano, bajamos por el ascensor y al llegar al estacionamiento me acorralaron y me dijeron que no podían dejarme ir por órdenes de ese señor.

Pregunta: ¿qué le dijo Ebal cuando usted llegó?

Respuesta: él se asustó y me dijo: ahí está su esposa, no ha pasado nada, luego forcejeamos.

Pregunta: ¿por qué motivo le dijeron que había dado la orden?

Respuesta: por los daños en su apartamento.

Pregunta: ¿qué hizo usted en ese momento?

Respuesta: les dije que lo llamaran, que yo no había causado daños, que si era así que el señor bajara y reportara los daños, luego llamé al 911.

Pregunta: ¿qué denunció cuando llamó al 911?

Respuesta: que me tenían secuestrado en Torre Morazán, que no me dejaban salir, que no había justificación, y les conté todo lo ocurrido. Me dijeron que ya habían enviado la patrulla

Pregunta: ¿cuántas veces llamó al 911?

Respuesta: cuatro veces, en un intervalo de 30 minutos, porque mi hermano no me contestaba y no me dejaban salir

Pregunta: ¿de qué forma lo retuvieron?

Respuesta: me cerraron todos los accesos de salida, los portones, traté de salir por el lobby también, los guardias se me atravesaban en la puerta y las rejillas del estacionamiento estaban bajadas.

Pregunta: ¿estaban armados los guardias?

Respueta: Sí, pero no las usaron, tampoco me tocaron, sólo me decían: cálmense joven, no puede salir.

Pregunta: ¿cuánto tiempo estuvo retenido?

Respuesta: como 5 horas, salimos a las 7 a.m.

Pregunta: ¿qué pasó al llegar la policía?

Respuesta: un clase III me preguntó cuál era el problema, le expliqué, me dijo: permítame, voy a subir a averiguar. Mi sorpresa es que al bajar me dicen que me van a llevar a la posta, no me enchachan, pero sí me suben a la patrulla, a mi esposa no, pero un policía la detuvo del brazo, en ese momento llegó mi hermano y comenzó a grabar lo que sucedía e hizo varias llamadas a diputados y otros funcionarios pidiendo ayuda, posteriormente bajó Ebal Díaz a hablar con mi hermano.

Pregunta: ¿de qué habló Ebal Díaz con su hermano?

Respuesta: mi hermano le reclamó por lo sucedido, le dijo que él desde un inicio estaba en conocimiento del acoso que sufría mi esposa de su parte, entonces Ebal le dijo arreglémonos, solucionemos esto, te va a ir bien. Mi hermano, molesto, le dijo que conmigo era con quien debía hablar.

Pregunta: ¿de qué habló usted con Ebal?

Respuesta: él me dijo: arreglémonos, me ofreció darle acuerdo a mi esposa y mantenerle el salario, me pidió que no hiciera escándalo porque le afectaría, me pidió disculpas y me dijo que aceptaba su error, entonces yo le dije que estaba bien pero que no le quitara el trabajo a mi esposa.

Pregunta: ¿qué pasó posteriormente?

Respuesta: sobre eso ya declaré, mi esposa tuvo problemas con el pago de su salario los primeros cuatro meses de este año, le pagaron en mayo, pero de allí no recibió ningún pago por lo que en agosto decidió ya no ir a trabajar.

Cabe decir que la denuncia contra el alto funcionario, mano derecha del mandatario Juan Orlando Hernández, fue desestimada y archivada, lo cual evidencia la manipulación del Ejecutivo en la independencia judicial y libertad de criterio que deberían tener los operadores de justicia.

Audios y entrevista confirman acoso de Ebal Díaz

Personalidad de Ebal Díaz cumple con el perfil de un acosador

Si bien no existen dos personas iguales en su manera de sentir, pensar y actuar, sí que existen patrones y rasgos que permiten detectar a un acosador, los cuales, basados en diversas entrevistas y foros en los que Ebal Díaz ha comparecido, podemos decir que cumple casi a cabalidad. Los siguientes comportamientos son comunes en los acosadores:

  1. Personas con baja tolerancia al rechazo y/o a opiniones contrarias a la suya: Perciben las discrepancias como un ataque personal, por lo cual pueden tener conductas desafiantes, ya que interpretan que deben defenderse. Normalmente, suelen tener sentimientos de superioridad hacia el resto de las personas.
  2. Personas con escasas herramientas para gestionar el estrés en situaciones de conflicto que suponen cierto grado de tensión: Si se sienten humillados, pueden reaccionar con acciones basadas en las amenazas y en la culpabilización para hacer sentir mal a la otra persona.
  3. Personas que utilizan la sensación de poder como una estrategia para reducir sus sentimientos de inferioridad e inseguridad: Empleando el poder de forma negativa, se sienten más fuertes, ya que tienen la posibilidad de eliminar cualquier amenaza percibida.
  4. Presentan una personalidad basada en la obsesión: Los individuos que presentan un carácter obsesivo tienen una inmensa necesidad de dominar, controlar y clasificar. Suelen apegarse a los detalles, a menudo en detrimento del resultado final. Quieren que las cosas se hagan de una manera determinada y no de otra. Tienen un carácter tozudo, obstinado y de un autoritarismo rígido, sin permitir sugerencias u otras opciones. Aceptar otras maneras de pensar lo pueden percibir como debilidad y/o cuestionamiento.
  5. Personas con una personalidad narcisista: Son personas frías, calculadoras y carecen de empatía. Son fuertes en habilidades para seducir y convencer a aquellas personas que les interesa, para proteger su territorio y que se pueden convertir en posibles víctimas. Saben utilizar para su provecho el vínculo de la subordinación que les permite esclavizar al otro.
  6. Pueden presentar rasgos de una personalidad paranoide caracterizada por mostrar actitudes de desconfianza injustificadas: Además, pueden mostrar oscilaciones bruscas en su estado anímico, ya que perciben determinados comportamientos de otras personas con una intención dañina manifestándose en conductas agresivas como forma de defensa.
  7. Emplean la mentira compulsiva y sistemática para conseguir sus objetivos: En muchas ocasiones pueden llevar una doble vida fingiendo ser personas honestas, fiables y leales en diferentes ámbitos: vida privada, social y profesional. Para ello, la manipulación es su máxima competencia.
  8. Para dar una buena imagen de sí mismos se suelen expresar a través de un discurso con contenidos morales exhibiendo sus valores morales y éticos: Este tipo de discursos hacen referencia a un discurso megalómano y mesiánico. Suelen tener habilidad retórica pero su discurso es muy abstracto, no son capaces de ser concretos y cuando lo intentan pasan al extremo de los detalles insignificantes.