Con conocimiento de JOH, Moreno y Chinchilla, narcos abren carretera en biósfera de Río Plátano

Poderosos narcotraficantes están construyendo una carretera que atravesará el corazón de la biósfera del Río Plátano, zona nombrada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1982.

La extensa carretera sería utilizada para el trasiego de drogas, tráfico de madera y ganado, entre otras actividades ilegales, con graves consecuencias para la zona protegida, según una investigación realizada por el medio conservacionista estadounidense Mongabay.com.

La construcción ilegal es de pleno conocimiento del gobierno de Honduras, dirigido por Juan Orlando Hernández, así mismo de las Fuerzas Armadas, comandadas por Tito Livio Moreno y también del Ministerio Público, dirigido por Oscar Fernando Chinchilla.

Los personajes antes mencionados, así como otras altas autoridades que tienen conocimiento del proyecto ilegal, se convierten en cómplices por omisión, del grave daño que se le causará a uno de los pulmones del mundo.

“Un camino ilegal está siendo cortado directamente a través de la zona de amortiguamiento del Río Plátano y hacia el corazón de los territorios indígenas. Los líderes indígenas de la zona dicen que la carretera es la ‘mayor amenaza en el Río Plátano’, y acusan al gobierno hondureño de hacer la vista gorda a sus obligaciones legales para detenerla”

Mongabay

“La carretera se ha construido como una herramienta para los actores ilícitos, y se utilizará para traficar drogas, madera y otros productos”, dijo un líder indígena que fue entrevistado por el medio estadounidense.

Diversas fuentes consultadas por el medio internacional, dijeron que los financiadores de la carretera son poderosos empresarios y políticos locales, con supuestos vínculos con los narcotraficantes. 

Construcción de la carretera es de pleno conocimiento del gobierno, Fiscalía y Fuerzas Armadas

Un funcionario del gobierno en condición de anonimato dijo: “sabemos que entre los que construyen la carretera hay gente muy poderosa, incluidos narcotraficantes y grandes ganaderos”.

La extensa carretera, cuya construcción se aceleró durante la pandemia, “comienza en el departamento central de Olancho, y ahora ha cruzado el territorio indígena Tawahka, extendiéndose hacia el este a través de la zona de amortiguamiento del Río Plátano, y hacia tierras Bakinasta propiedad del grupo indígena Miskito en el departamento de Gracias a Dios”, según la investigación.

“Esta carretera inevitablemente creará un corredor de deforestación en todo el bosque miskito, se utilizará como conducto para las drogas y otros bienes ilícitos, y pondrá en riesgo los territorios indígenas de este a oeste”, dijo una conservacionista que trabaja en la zona.

Según la investigación, los líderes indígenas están siendo presionados para firmar acuerdos ilegales que permitan la construcción del proyecto, ya que hay grandes intereses de por medio.

El fiscal general de la República, Oscar Chinchilla, recibió una declaración enviada por el consejo territorial Miskito Bakinasta, la cual dice: “esta asamblea declara inoportuno el proyecto vial interdepartamental, y lo considera una amenaza directa a nuestro territorio y recursos naturales”. No obstante el fiscal ha hecho oídos sordos a la denuncia.

“A pesar de la clara ilegalidad de la vía, y la amenaza que representa para la integridad del Río Plátano, hasta el momento el gobierno hondureño no ha detenido su construcción, a pesar de tener conocimiento incontrovertible de su presencia, dijeron las fuentes”

Mongabay

Las Fuerzas Armadas tampoco han hecho nada, a pesar de que existe un marco legal que las faculta para velar por la conservación de los bosques, y máxime una zona como Río Plátano, que es un sitio del patrimonio mundial.

Miembros de Instituto de Conservación Forestal y representantes de la Fiscalía Ambiental ya han visitado la carretera, sin embargo al parecer su construcción es imparable, ya que no existe voluntad política para intervenir la zona y realizar arrestos.

“Sabemos que algunos diputados o políticos del actual gobierno tienen propiedades en Río Plátano o en la biosfera Tawahka, por lo que, obviamente, el camino es conveniente para ellos”, dijo una fuente anónima del gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *