Comparan a JOH con Robert Vesco, criminal que intentó crear su propio país para evitar su extradición

El gobernante de Honduras, Juan Orlando Hernández, podría estar planeando algo que ya fue intentado por un famoso delincuente financiero estadounidense en el década de los 70.

Así lo aseguró el diputado Mauricio Villeda, quien manifestó que todo parece indicar que las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico(ZEDE) que se pretenden imponer en Honduras servirán como refugio para narcos que buscan evitar la extradición a los Estados Unidos.

Villeda indicó que el principal conspirador contra el Estado de Honduras tiene nombre y apellido: Juan Orlando Hernández, quien era presidente del Congreso cuando se hicieron las reformas constitucionales que dieron vida a las ZEDE.

“Pero no es un caso aislado, esto que está sucediendo en Honduras tiene precedentes. Robert Vesco quiso hacer exactamente lo mismo en la década de los 70″, relató Villeda.

Detalló que Vesco fue un financiero norteamericano prófugo de la justicia que llegó a Costa Rica y luego trató de comprar una isla y tener su propia legislación, y de esa manera evitar la extradición.

“Eso es lo que muchos están adelantando que puede pasar en Honduras con las ZEDEs, las cuales tienen legislaciones propias, con jueces que ni siquiera tienen que ser hondureños”, advirtió el parlamentario.

“Se prevé tener esos territorios cerrados, con su propia legislación, organización, leyes y jueces. Perfectamente pueden servirle al crimen organizado, lavadores de activos y personas que están siendo solicitadas en extradición” aseguró.

Historia de Robert Vesco

Robert Lee Vesco fue un financiero criminal estadounidense que fue acusado de cometer fraude de valores por unos 220 millones de dólares. Sin embargo huyó de la investigación de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos y vivió en varios países de América Central y el Caribe .

Vesco fue notorio por intentar comprar la isla caribeña de Antigua para crear un país autónomo y hacer que se promulgara la ley nacional de Costa Rica para protegerlo de la extradición

Durante febrero de 1973, con cargos criminales inminentes en su contra, Vesco usó un avión corporativo para huir a Costa Rica junto con dinero de inversores por valor de aproximadamente $ 200 millones.

En Costa Rica, Vesco donó $ 2,1 millones a Sociedad Agrícola Industrial San Cristóbal, SA, empresa iniciada por el presidente José Figueres . Figueres aprobó una ley para garantizar que Vesco no fuera  extraditado.

El mandato constitucional de Figueres terminó en 1974. Vesco permaneció en Costa Rica hasta 1978, cuando el presidente Rodrigo Carazo (1978-1982) derogó lo que popularmente se conoció como la “Ley Vesco“.

Durante 1978 Vesco se trasladó primero a Nassau y luego a Antigua .

Mientras estaba en Antigua, Vesco intentó sin éxito comprar la isla hermana Barbuda y establecerla como un estado soberano. El gobierno costarricense rechazó su intento de regresar durante 1978, mientras Rodrigo Carazo era presidente. Durante 1982 Vesco intentó nuevamente regresar a Costa Rica, pero el presidente Luis A. Monge negó su entrada.

Vivió en Nicaragua por un tiempo, mientras el gobierno sandinista estuvo en el poder. Cada uno de estos países lo aceptó, esperando que su gran riqueza financiara proyectos de desarrollo local.  Se decía que Vesco había robado más de $ 200 millones y apareció varias veces en la lista de Forbes de las personas más ricas del mundo.

Luego Vesco se trasladó a Cuba, donde estableció lazos con Fidel Castro, sin embargo luego fue condenado en ese país a 13 años de cárcel por fraude y actividad económica ilícita.

Según los informes, Vesco murió de cáncer de pulmón en noviembre de 2007 y fue enterrado en el cementerio de Colón en La Habana. Sin embargo, los informes sobre su muerte han sido controvertidos; su socio Frank Terpil dijo que había huido a Sierra Leona . 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *