Antes del asesinato, hermano de JOH visitó a Magdaleno para investigar si colaboraba con la DEA.

Poco tiempo antes de que Nery López Sanabria, mas conocido como Magdaleno Meza Fúnez, fuera asesinado con saña en una cárcel de máxima seguridad, este recibió cierto día una visita inesperada: José Amílcar Hernández Flores, hermano de Tony y Juan Orlando Hernández.

Esta información está incluida en una carta memorándum enviada por la Fiscalía estadounidense a la Corte de Nueva York. En el documento los fiscales hacen mención del crimen de López Sanabria, quien era un empleado del cartel de los Valle Valle, que manejaba el tráfico de drogas en el Occidente de Honduras.

López Sanabria fue detenido en un operativo de carretera el 6 de junio de 2018 junto a otras personas, y en los carros llevaban dólares, granadas y armas. Pero lo más interesante fue el hallazgo de 11 libretas donde se detallaban una serie de pagos, incluyendo supuestos sobornos a Tony Hernández y a su hermano, el mandatario Juan Orlando Hernández.

Meza fue llevado a “El Pozo”, una cárcel de máxima seguridad en el departamento de Santa Bárbara, en el occidente de Honduras.

https://youtu.be/y2Cg2I6LBvc
Asesinato de Magdaleno Meza

El memorándum hace mención de declaraciones de los abogados de Magdaleno Meza, donde informaban que Chase Lalani, un investigador estadounidense contratado por la familia de Tony Hernández, y un hermano de éste, José Amílcar Hernández Flores, le habían realizado “visitas no autorizadas” en un intento de hacerlo confesar si estaba colaborando con la Agencia de Control de Drogas (DEA, siglas en inglés). 

Y efectivamente “López Sanabria había planeado cooperar con la DEA contra Juan Orlando Hernández y el acusado” refiere la Fiscalía. Esto se volvió evidente por un par de llamadas telefónicas que el detenido hizo desde la cárcel con sus abogados y que fueron interceptadas y hechas públicas.

Para entonces ya las libretas habían sido agregadas como pruebas en el juicio que se estaba planificando contra Tony Hernández en Nueva York, e incluso un fiscal hondureño viajó para testificar sobre el decomiso de esas evidencias y dar contexto al caso. Tony fue hallado culpable el 18 de octubre de 2019.

Ocho días después, el 26 de octubre de 2019, Magdaleno Meza fue asesinado dentro de la cárcel de “máxima seguridad”. Según un video que hicieron público, un guardia penitenciario abrió una puerta por donde entró un grupo de pandilleros a un pasillo donde Magdaleno hablaba con el director de la cárcel, Pedro Ildefonso Armas. Uno de los delincuentes le disparó a la cabeza y luego lo remataron en el suelo de múltiples balazos y puñaladas.

El 9 de diciembre de 2019, mientras tomaba algo en una cafetería en la ciudad de La Entrada, Copán, (333 kilómetros de Tegucigalpa), fue asesinado a balazos José Luis Pinto, de 38 años, uno de los abogados que defendía a Magdaleno Meza. Tres días después, el 12 de diciembre, mientras conducía su vehículo por una carretera, fue acribillado el oficial de Policía Pedro Ildefonso Armas, quien había presenciado el crimen de Magdaleno.

La Fiscalía aclara que “si bien no tiene pruebas que vinculen directamente al acusado con el asesinato, esta violencia ilustra la naturaleza de la conspiración que el acusado dirigió antes de su encarcelamiento y es una consideración agravante válida en la sentencia”.

Fuente: https://expedientepublico.org/segun-fiscalia-honduras-amenazo-con-romper-la-colaboracion-con-ee-uu/

Publicaciones Similares