Portada » Clan de madereros cercanos a Ricardo Maduro ejecutan experimento similar a las ZEDEs en Olancho, advierten líderes sociales

Clan de madereros cercanos a Ricardo Maduro ejecutan experimento similar a las ZEDEs en Olancho, advierten líderes sociales

Diversos líderes sociales y defensores de derechos humanos de Olancho han denunciado que en ese departamento se está ejecutando un experimento de despojo de tierras similar a las ZEDEs.

Detrás del proyecto está una adinerada familia dedicada a la tala del bosque con fuertes conexiones con el Partido Nacional: los Murillo Tejada.

Los integrantes de este clan suelen presumir en sus redes sociales fotografías junto a los más altos líderes del partido de gobierno, entre ellos el propio mandatario Juan Orlando Hernández.

Más preocupante aún es el hecho de que los miembros de ese clan recién en el mes de junio se reunieron con el expresidente nacionalista Ricardo Maduro, uno de los 21 miembros del Comité de Adopción de Mejores Prácticas(CAMP), el órgano que regulará las ZEDEs.

“Compartiendo ideas, proyectos y anécdotas con el presidente Maduro”, escribió uno de los miembros principales del clan de los Murillo Tejada.

El expresidente Maduro es también uno de los más grandes empresarios a nivel nacional. Entre sus empresas se encuentra Inversiones La Paz, un conglomerado integrado por las compañías Jetstereo, Ultramotor, Motomundo, ALDO, Call It Spring, MotorLink y Solvenza.

Maduro también fundó Centros Comerciales Multiplaza y Hoteles Camino Real-lntercontinental. Además es uno de los principales accionistas del hotel Indura, el cual fue construido luego de despojar de sus tierras al pueblo garífuna de Tela.

Advierten que los Murillo Tejada están ejecutando un proyecto similar a las ZEDEs

El doctor Luis Amador Mendoza es uno de los líderes que se presentó al Palacio Judicial de Catacamas a solidarizarse con 7 miembros del pueblo indígena Nahualt de Gualaco que están siendo judicializados luego de ser denunciados por los Murillo Tejada.

El doctor Mendoza asegura que se está tratando de establecer una ZEDE en Olancho, para lo cual “se está expropiando una zona de alrededor de 8 mil hectáreas“.

“A la gente se le está despojando, se les está persiguiendo y se tiene militarizada la zona con hombres fuertemente armados… A la gente solo se le permite sacar su ropita“, dijo Mendoza en una entrevista a un medio local.

“Esa es la máxima definición de una ZEDE, la expropiación ilícita e inmisericorde de las tierras que ellos(el pueblo Nahualt) han mantenido por más de 200 años“, prosiguió.

El despojo de tierras se está haciendo por medio de una empresa maderera propiedad de los Murillo Tejada, asociada con otras compañías de explotación minera, detalló Mendoza.

“Una ZEDE es en resumidas cuentas la expropiación de tierras, irrespetando derechos humanos y de tenencia de tierras. Lo estamos viendo ya de manera manifiesta en el caso de Gualaco, donde se han expropiado tierras de manera irregular”, prosiguió el doctor.

Para darle legitimidad a la expropiación, los verdugos citan a sus víctimas a los juzgados para criminalizarlos, también los acosan, los persiguen y amenazan de muerte, aseguró.

“Eso es lo que está sucediendo en Honduras, y es el mecanismo que se va a llevar a cabo para hacer la expropiación generalizada de alrededor de unos 7 departamentos de nuestro país, donde no se va a permitir que los hondureños penetren a esas tierras”, finalizó el doctor Luis Amador Mendoza.

Por su parte Edwin Cabrera señaló que el municipio de Gualaco está “enfrentando un fenómeno similar a las ZEDEs”.

“Ahorita se está queriendo sacar a la gente de las comunidades del municipio de Gualaco con unos títulos supletorios“, detalló.

Importante:
Un título supletorio es un documento que otorga una autoridad judicial para fundamentar el derecho de propiedad, en los casos cuando este derecho no se halle amparado por la titulación ordinaria basada en los registros. 

Agregó que los habitantes de los poblados están teniendo problemas para desplazarse a sus trabajos y sacar la producción de leche y otros productos, ya que una empresa de los Murillo Tejada ha colocado una cadena y un retén en la carretera.

“Es injusto que venga alguien con influencias políticas a sacar a la gente de tierra humilde. Esto está influenciado por el Partido Nacional”, manifestó Cabrera, al tiempo que criticó al alcalde de Gualaco por no intervenir en favor de la población de su municipio.

En tanto Gerson Juárez explicó que hay comunidades enteras afectadas, en las cuales habitan alrededor de 2 mil familias.

“También hay siete compañeros criminalizarlos por el delito de usurpación, lo cual es una vil mentira… es algo injusto y un grave error de la Fiscalía de Catacamas”, reclamó.

Explicó que hay una contradicción en el mismo Ministerio Público, donde hay denuncias por usurpación de tierras contra los ciudadanos de Gualaco, pero también contra la empresa maderera. “Unos están a favor de nosotros, velando por los intereses de la sociedad en general y otros están velando por los empresarios”, aseguró.

Los Murillo Tejada imponen su ley en Gualaco, Olancho

El clan de madereros, liderado por Nery Roberto Murillo Montalván, un peligroso depredador de los bosques afiliado al Partido Nacional, ha impuesto su ley en el municipio de Gualaco, Olancho, según denuncias.

Los habitantes del sector afirman  que el maderero Nery Murillo ha contado con la protección de influyentes políticos del Partido Nacional, entre ellos, Reynaldo Sánchez y el propio jefe del actual régimen, Juan Orlando Hernández para cometer una serie de abusos.

El clan de los Murillo Tejada

Según han denunciado los lugareños de las comunidades de Cuaca y San Antonio, el clan cachureco ha procedido a ampliar arbitrariamente sus tierras, amparándose en un título supletorio, procediendo a desalojar comunidades indígenas del pueblo Nahualt que habita desde hace cientos de años en el lugar.

Utilizando sus conexiones políticas, Nery Roberto Murillo Montalván logró que el Ministerio Público presente requerimiento fiscal y libre orden de captura contra varios líderes indígenas del pueblo Nahualt de Gualaco.

Los defensores de los bosques y del territorio ancestral están siendo acusados del delito de usurpación en perjuicio de Corporación Murillo Tejeda, propiedad del señor Nery Roberto Murillo Montalván.

El clan explotador de los bosques además se ha adueñado de la carretera que comunica a las comunidades del sector y han colocado un punto de control con hombres fuertemente armados que cierran el paso y exigen un “permiso de tránsito” para poder circular.

“A partir del 1 de febrero de 2021 para poder hacer uso y transitar por la carretera de nuestras propiedades, deberán solicitar la respectiva ‘servidumbre de tránsito’ (permiso de paso) ante las oficinas de la Sociedad Forestal MT ubicadas en el municipio de San Francisco de La Paz, Olancho”, dice una circular que fue emitida por una de las empresas del terrateniente.

Los vecinos también han denunciado que los guardias de seguridad de dicha compañía, patrullan y merodean en vehículos todo-terreno  los caseríos, creando temor y zozobra entre los habitantes.

Según explicó el profesor Rafael Ulloa, defensor de los derechos humanos y exalcalde del municipio de Gualaco, hay 12 comunidades afectadas por el retén que el maderero ha instalado arbitrariamente.

“Todo el que pase por ahí tiene que tener un carnet, tiene que firmar una nota, y uno no sabe para qué está firmando esa nota porque él (Nery Roberto Murillo Montalván) se supone que está ampliando el título”.

El profesor Ulloa advirtió que el clan de madereros estarían modificando y ampliando la posesión de sus propiedades, pese a que las tierras habitadas por pueblos indígenas de Cuaca son de carácter nacional, y han estado bajo su posesión desde hace siglos.

Asimismo detalló que a finales de los años 90’s la comunidad obtuvo un permiso para construir la carretera con fondos de las comunidades y de la municipalidad.

“Entonces esa calle no la hizo él, sino que se hizo con fondos de la comunidad y fondos de la municipalidad”, afirmó el exalcalde Ulloa.

“Así que este señor Nery Murillo, es un maderero que arruinó y destruyó todos los bosques de Gualaco, y arrasó con los bosques de pino que existían y además hoy, es un gran ganadero”, afirmó Ulloa.

Ulloa dijo que ahora Nery Murillo, está despojando a la gente, “porque éste señor está ampliando su título, ahorita va a llegar hasta el río Guaca y el río  Aguacatal. De igual manera el río San Antonio, que es el que abastece a la aldea; y ahorita está amenazando a la población, poniendo una cadena y cerrando el paso a los habitantes.”

“Ellos empezaron sacando la madera, ahorita lo que están haciendo es sacando resina de los últimos palos que habían quedado, pero el objetivo principal es la minería, porque toda esa zona del Parque Nacional Carlos Escaleras, desde El Naranjal hasta Los Encuentros de Río de Oro, tiene minas tanto de oro como de hierro. Y eso es lo que está buscando”, advirtió el defensor de derechos humanos.