Última predicción acerca más a Centroamérica posible reingreso de cohete chino

El Centro de Estudios de Reingreso y Escombros Orbitales (CORDS) de la Corporación Aeroespacial está rastreando la ruta de reentrada del cuerpo  del  cohete China Long March 5B (CZ-5B), lanzado al espacio el pasado 29 de abril.

Según la última predicción, el reingreso a la atmósfera del cohete que viaja sin control a una velocidad de 28.000 kilómetros por hora y tarda una hora y media en completar una vuelta a la Tierra, se producirá entre la noche del sábado y la madrugada del domingo.

Las líneas de trayectoria pasan sobre Centroamérica. La entrada a la atmósfera sería en algún punto del océano Atlántico según la predicción, aunque unos minutos de desfase en el tiempo representan una enorme diferencia en la distancia, debido a la velocidad del objeto espacial.

Cabe decir que la anterior predicción ubicaba el ingreso cerca de España, sin embargo el punto se ha movido cientos de kilómetros en dirección al continente americano.

“El centro de la ventana de predicción actual coloca al cuerpo del cohete Long March 5B reentrando sobre el Atlántico Norte. Esta predicción se ha desplazado solo cuatro minutos antes que la predicción anterior”, dice el informe de la Corporación Aeroespacial

Última predicción del Centro de Estudios de Reingreso y Escombros Orbitales (CORDS) de la Corporación Aeroespacial
  • Icono amarillo: ubicación del objeto en el tiempo de reentrada pronosticado
  • Línea naranja: área de visibilidad en el tiempo de reentrada pronosticado para un observador terrestre
  • Línea azul: incertidumbre de la trayectoria terrestre antes del tiempo de reentrada pronosticado (marca a intervalos de 5 minutos)
  • Línea amarilla: incertidumbre de la trayectoria terrestre después de un tiempo de reingreso pronosticado (puntos en intervalos de 5 minutos)
  • Línea blanca: divisor de la noche y el día en el momento de la reentrada predicho ( ubicación del sol mostrada por el icono blanco)
  • Nota: ubicaciones de reentrada posibles se encuentran en cualquier lugar a lo largo de las líneas azul y amarilla.

La propagación de escombros, conocida como la “huella de escombros”, no es algo sobre lo que los expertos puedan especular en este momento, dado el grado de incertidumbre que queda para el punto de reentrada. Sin embargo, cualquier lugar entre las líneas amarillas y azules está en riesgo de escombros.

Según los expertos, lo más probable es que los fragmentos del cohete de 23 toneladas de peso y 10 pisos de altura caigan en el océano o en una área no poblada de la tierra, sin embargo las posibilidades de que impacte contra una área habitada no son cero.

Las predicciones de tiempo y ubicación se volverán más específicas a medida que se acerque el tiempo de reentrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *