Irán podría bloquear el paso a 21% del petróleo mundial

La posible alteración del mercado mundial del petróleo debido al conflicto en el golfo Pérsico es grave.

La Administración de Información de Energía de EE.UU. estima que el 21% del petróleo utilizado en 2018 transitó por el estrecho de Ormuz, una vía marítima ubicada en la costa norte de Irán.

Algunos de los mayores productores se verían afectados si el Estrecho no pudiera ser navegado de manera segura.

Buque petrolero británico navegando el Estrecho de Ormuz

Irak, Arabia Saudita, Kuwait, Irán, Emiratos Árabes Unidos y Qatar envían parte o la totalidad de sus exportaciones por esta ruta.

Aunque Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos tienen tuberías que les permiten exportar el producto sin utilizar el Estrecho, éstas no cuentan con la capacidad de transportar todo su petróleo.

Por otro lado, también existe la posibilidad de una acción militar iraní contra las instalaciones petroleras de otros países.

Por ejemplo, el año pasado hubo un ataque con aviones no tripulados contra la industria saudita. Los rebeldes hutíes de Yemen se atribuyeron la responsabilidad y se considera que cuentan con el respaldo iraní.

Ataque a instalaciones petroleras sauditas

Episodios anteriores de conflictos en Medio Oriente han generado un alza de los precios del petróleo, desde mediados de los años 70 hasta principios de los 90, contribuyendo a una desaceleración económica mundial.

Una guerra regional entre Estados Unidos e Irán provocaría fuertes alzas en el precio del petróleo, en la medida que limitaría la oferta a nivel global. Una vez que se comiencen a lanzar algunos misiles y se ataquen infraestructuras, las empresas extranjeras empezarán a evacuar inmediatamente y, si no hay trabajadores, no se bombea crudo.

Militares Iraníes patrullando el Estrecho de Ormuz

Sin embargo, el escenario más temido es otro. La intensificación de las hostilidades puede inducir a Irán a cerrar el Estrecho de Ormuz, una ruta marítima por donde transita una quinta parte de todo el petróleo mundial (alrededor de 21%). Para restringir el paso por el concurrido canal, las fuerzas navales de la nación islámica podrían implantar minas de costa a costa con el fin de dañar o hundir a los buques en tránsito. En vista de esta situación, muchas compañías propietarias de tanqueros evitarían realizar negocios en la región para no arriesgar sus embarcaciones y tripulaciones.

Una menor oferta de crudo procedente de Oriente Medio podría impulsar al barril de petróleo Brent hasta las 100 $ rápidamente, ya que los productores de otras regiones como Estados Unidos y Rusia no tendrían la capacidad física de abastecer el vacío de suministro rápidamente. El petróleo no sería la única materia prima impactada. Bajo un escenario bélico el precio del gas natural también podría disparase al alza de manera dramática

La Royal Navy escoltará a barcos con bandera británica en el estrecho de Ormuz

La Royal Navy escoltará a los buques comerciales con bandera británica en el estrecho de Ormuz, debido a la escalada de tensión entre Irán y Estados Unidos, anunció este sábado el ministro de Defensa británico.

Ben Wallace afirmó que dos buques de guerra, la fragata «HMS Montrose» y el destructor «HMS Defender», «reanudarán las escoltas de barcos comerciales con pabellón británico», que transitan por este paso estratégico para el comercio mundial de petróleo.

Destructor británico

«He ordenado preparar el «HMS Montrose» y el «HMS Defender» para que puedan acompañar a los barcos» de la marina mercante británica. «El gobierno tomará todas las medidas necesarias para proteger nuestros barcos y nuestros ciudadanos», precisó.

La muerte el viernes en Irak del poderoso general iraní Qasem Soleimani en un ataque ordenado por el presidente estadounidense Donald Trump ha provocado crecientes tensiones entre Washington y Teherán, que clamó «venganza».

El estrecho de Ormuz, que conecta el Golfo con el golfo de Omán, se encuentra entre Irán y el sultanato de Omán. Es muy vulnerable por ser poco ancho (alrededor de 50 kilómetros) y por su escasa profundidad, que no supera los 60 metros.

El ministro de Defensa británico también afirmó en Twitter que habló con su homólogo estadounidense Mark Esper el viernes. Las fuerzas estadounidenses han sido «atacadas en repetidas ocasiones» en los últimos meses por una milicia proiraní en Irak, declaró.

«En virtud del derecho internacional, Estados Unidos tiene el derecho de defenderse de aquellos que constituyen una amenaza inminente para sus ciudadanos», afirmó.

Publicaciones Similares