Hernández y Peña Nieto tienen los días contados para ser pedidos en extradición por EE.UU., asegura detective

Según el detective Ángel Martínez, los Estados Unidos se están preparando para dar un “golpe mortal” al Cartel de Sinaloa, específicamente contra dos de los mayores aliados que han tenido en la región que son el mandatario de Honduras Juan Orlando Hernández y el expresidente de México Enrique Peña Nieto, quienes podrían ser pedidos en extradición simultáneamente.

“Los estadounidenses están esperando horas, minutos, a que Juan Orlando Hernández salga de la presidencia y pierda la inmunidad para pedirlo en extradición. Está frito, está preso aquí, yo ya lo veo con un uniforme amarillo de presidiario” , aseguró el investigador estadounidense.

En cuanto a Peña Nieto, el detective apuntó que su caída comenzó cuando fue arrestado en España Rafael Humberto Celaya Valenzuela, quien en su momento fue nombrado Coordinador de Candidatos Federales por Enrique Peña Nieto.

Celaya Valenzuela fue uno de los detenidos en un operativo de la Policía Nacional Española y del FBI en Madrid junto a el primo de el Chapo Guzmán, Jesús Gutiérrez Guzmán.

Celaya Valenzuela, integrante del Cártel de Sinaloa, fue hallado culpable de tráfico de cocaína, heroína y metanfetaminas a Estados Unidos, según informó el Departamento de Justicia.

Según el detective Martínez, Celaya Valenzuela también debió haber tenido lazos con Juan Orlando Hernández por lo que “es una de las claves en el juego que tienen los ‘gringos’ para destruir al poderoso Cartel de Sinaloa”.

Martínez argumentó que otra de las piezas claves en la lucha contra el Cartel de Sinaloa es el general Salvador Cienfuegos, Ministro de Defensa Nacional en el gobierno de Peña nieto, quien recientemente fue arrestado en el aeropuerto de Los Ángeles a petición de la DEA y se enfrenta a cuatro cargos relacionados con drogas.

Cienfuegos mantuvo un vínculo cercano con la administración de Juan Orlando Hernández hasta el punto que fue condecorado con la Gran Cruz de las Fuerzas Armadas, máxima distinción del cuerpo castrense de Honduras.

Pero una de las piezas más importantes contra el expresidente mexicano es Alex Cifuentes, narcotraficante colombiano testigo en el juicio contra “El Chapo”, quien declaró que Joaquín Guzmán Loera pagó un soborno de 100 millones de dólares a Enrique Peña Nieto.

Cifuentes es considerado como uno de los hombres más cercanos a Guzmán. “Su brazo derecho y  también el izquierdo”, dijo el narco colombiano que vivió con “El Chapo” durante dos años en la sierra del  llamado “Triangulo Dorado” que comprende los estados de Chihuahua, Durango y Sinaloa.

Peña nieto además es sindicado por haber ordenado descongelar cerca de 722 cuentas bancarias por un valor total de 18 millones de dólares las cuales estaban ligadas al Cartel de Sinaloa, tan solo un mes antes de que López Obrador ganara las elecciones de México

“Los ‘gringos’ quieren dar un golpe estridente, que resuene hasta en los confines del mundo, un ejemplo audaz de que la impunidad no tiene escondite. Cuando le hagan la acusación a Juan Orlando Hernández al terminar la presidencia, viene el trancazo a Peña Nieto, ese será un titular de primera plana para el mundo entero” , afirmó Ángel Martínez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *