Gobierno presiona para expulsar a los muertos y extraer oro de este cerro

Según estudios geológicos, el cerro de la comunidad de Azacualpa posee un yacimiento de Oro de más de 300 onzas por tonelada métrica, pero los pobladores del lugar se oponen a su estracción debido a que en el lugar se ubica el cementerio de la comunidad.

Ségún un acuerdo establecido entre la empresa minera, Minerales de Occidente Minosa, filial de la canadiense Aurora Minerales y la ciudadanía de La Unión, Copán, no se puede extraer oro de este cerro mientras existan muertos en el cementerio de Azacualpa.

El representante de Asociación de Organismos No Gubernamentales de Honduras, Asonog, Ramiro Lara, ha realizado una denuncia sobre la presión que está ejerciendo la empresa minera sobre los habitantes del lugar.

Se denuncia además que el Estado hondureño también estaría siendo parte de esta presión, a travez de funcionarios del municipio, Policía Nacional y hasta el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos.

“Lo más grave es que toda la estacionalidad del Estado, incluyendo al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Conadeh, son cómplices. No hay una queja ni una denuncia por violación a los Derechos Humanos. Tenemos una fiscalía, en la que nosotros hemos acompañado a la gente para interponer al menos unas 20 denuncias por daños al ambiente, por daños a la salud, por amenazas, y ni hubo ninguna reacción”,manifestó Ramiro Lara.

Denuncias reiteradas…

“En complicidad con autoridades estatales y el acompañamiento de elementos policiales y militares, la Empresa canadiense Aura Minerals (MINOSA), comenzó nuevamente la exhumación de cadáveres del Cementerio de Azacualpa, La Unión, Copán en busca de más oro.

Ante la oposición y resistencia de los familiares, vecinos y autoridades de la comunidad, que previamente declararon mediante cabildo abierto “NO CERRAR NI TRASLADAR EL CEMENTERIO”, la empresa MINOSA ha estado  provocado con reiteradas detonaciones el derrumbamiento del cerro del cementerio, con el objeto de obligar a las familias a aceptar el proceso. Ha amenazado, además, con presentarse junto a personal del Sistema Nacional de Gestión de riesgos (SINAGER) y seguridad del Estado, quienes avalarían la necesidad de decretar el área como zona de riesgo, y evitar, a la vez, que el pueblo se manifieste en contra.

La ambición de MINOSA ha provocado daños ambientales severos provocados por las excavaciones. Sin embargo, la oposición de la comunidad ha dejado: procesos judiciales en contra de líderes locales, daño a las estructuras físicas de las viviendas, la escuela, del centro comunitario y de la iglesia; destrucción y desaparición de la flora y fauna. Al igual que de 13 fuentes de agua que abastecen a las comunidades contaminadas”, decía un comunicado publicado por el Centro de Estudio Para la Democracia (CESPAD), a finales del 2019

La vida vale mas que el oro…

Los pobladores de este lugar se han opuesto a la exhumación de los cadáveres de este lugar y vienen manifestándose desde hace años para que la compañía minera se retire del lugar.

“Los pobladores de Azacualpa exigen a la empresa Aura Minerals que respete el deseo de no explotación del cerro el Cementerio, respete la memoria de los ancestros de la comunidad”, proclamaron en una protesta realizada en el 2018

“La minera ha causado desplazamiento forzoso, destrucción de los medios de vida, violación de los derechos humanos, contaminación ambiental, desaparición de fuentes de agua y hasta la muerte de personas”, aseguraron.

“La vida vale más que el oro”, “Mineros déjennos en paz”, decían las pancartas que llevaban los manifestantes.

La empresa explota el material desde hace más de diez años en esa zona de Honduras, donde los pobladores se encuentran divididos, unos a favor de la minera, que promete construir obras para las comunidades circundantes, mientras que otros se oponen por considerar que la minera causa daños al medio ambiente y al cementerio del lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *