Fiscales de EEUU admiten que están reuniendo testigos para declarar en juicio contra Juan Orlando Hernández

Fiscales federales de los Estados Unidos admitieron en unos documentos que se encuentran reuniendo testigos para enjuiciar al gobernante de Honduras, Juan Orlando Hernández, por presuntamente colaborar con el narcotráfico a gran escala.

No obstante la Corte Suprema de Justicia de Honduras se ha negado a atender las solicitudes de extradición de dos personas claves para la Fiscalía, como lo son Mario José Calix y Arnaldo Urbina Soto.

“Esta investigación criminal ha establecido que la corrupción es endémica en Honduras y dado el objetivo establecido, la asistencia del gobierno hondureño en apoyo de estos enjuiciamientos en curso apenas ha sido recibida”, reza el documento.

“Por ejemplo, el gobierno hondureño ha proporcionado solo registros limitados en respuesta a una solicitud de evidencia relacionada con Juan Antonio Tony Hernández y no ha cumplido solicitudes de extradición relacionadas con otros co-cospiradores acusados y posibles testigos contra Geovanny Fuentes Ramírez y CC-4 (Juan Orlando Hernández)” , dice el escrito.

En un comunicado emitido por el Departamento de Justicia luego que Geovanny Fuentes Ramírez fuera encontrado culpable por narcotráfico, la fiscal federal de Manhattan Audrey Strauss dijo: “Fuentes Ramírez… facilitó el envío de grandes cargas de cocaína sobornando a Juan Orlando Hernández Alvarado, entonces presidente del Congreso Nacional de Honduras y ahora presidente de Honduras.”

Juan Orlando Hernández “ordenó a Fuentes Ramírez que se reportara directamente ante el co-conspirador convicto y excongresista hondureño Tony Hernández, hermano del presidente”, detalló la fiscal Federal.

Un comunicado oficial de la DEA emitido después de la sentencia de cadena perpetua contra Tony Hernández, dice que Tony “junto con su hermano Juan Orlando Hernández, desempeñó un papel de liderazgo en una violenta conspiración de tráfico de drogas patrocinada por el estado.”

Según la justicia estadounidense, durante un período de 15 años, Tony Hernández, en complicidad con Juan Orlando, fabricó y distribuyó al menos 185.000 kilogramos de cocaína que se importó a Estados Unidos.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *