Apocalíptico: Langostas podrían dejar sin alimentos a 32 millones de personas en África

Luego de enfrentar una terrible sequía, a la que siguieron una serie de arrasadores ciclones, varios países del cuerno de África enfrentan ahora  una plaga de miles de millones de langostas que no se había visto en décadas y que devora todo a su paso.

Según estudios hechos por expertos, se podría desatar una emergencia alimentaria que afectará a unos 32 millones de personas.

Los primeros países afectados fueron Somalia, Etiopía y Kenia, pero los enjambres de langostas han llegado en los últimos dos días a Eritrea y Yibuti, y se acercan a Uganda y Sudán del Sur.

Las extremas variaciones climáticas que sufrió el Cuerno de África el año pasado han creado las condiciones idóneas para una reproducción masiva de las langostas.

“La situación es catastrófica…al riesgo para las cosechas y para los animales que dependen de los pastos se suman los posibles conflictos entre agricultores y pastores. Las langostas no saben de fronteras y, con buenos vientos, pueden avanzar a una velocidad de 150 kilómetros al día. Si no actuamos ahora, los insectos se pueden multiplicar por 500 de aquí a junio”asegura Justine Texier, responsable de la División de Emergencias y Resiliencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Los científicos han atribuido esta inusual variación climática a una fase positiva del Dipolo del Océano Índico, un fenómeno cíclico de oscilación irregular de las temperaturas superficiales del mar conocido como El Niño Índico. En esta fase, las aguas se calientan más en una zona y aumenta la evaporación a la atmósfera, lo que contribuye a la formación de tormentas tropicales.

“Lo normal es que no haya ningun ciclón al año o quizás uno. En 2018 tuvimos dos y el año pasado ocho. Y sabemos que son los creadores de enjambres”, declaró desde Nairobi Keith Cressman, encargado en la FAO del monitoreo de la plaga de langostas.

Las lluvias continuas provocadas por los ciclones tropicales, permitieron las condiciones para una elevada reproducción de los insectos en la Península Arábiga y posteriormente los enjambres cruzaron el Golfo de Adén y penetraron en el continente africano.

Según la FAO, hace 25 años que Somalia y Etiopía no se enfrentan a un brote de langostas de esta dimensión y en Kenia, a donde llegó más tarde pero con especial virulencia, hace 75 años que no se veía algo igual.

“Es difícil calcular la superficie afectada porque cambia muy rápido, pero sabemos que en Somalia hablamos de unas 180.000 hectáreas y en Kenia unas 70.000”, dijo la FAO

Tan solo un enjambre de un kilómetro de largo es capaz de comer lo mismo en un día que 35.000 personas, según los cálculos de Naciones Unidas.

“En estos cinco países ya hay 12 millones de personas en inseguridad alimentaria grave y otros 20 en riesgo debido a la sequía. Ellos serán los primeros en sufrir las consecuencias de la langosta”, aseguró una experta de Naciones Unidas.

Publicaciones Similares