Ebal Díaz secuestró documentos para encubrir operación de lavado de activos orquestada desde Casa Presidencial, según denuncia

El actual secretario de la Presidencia de Honduras, Ebal Díaz, secuestró un expediente para encubrir una operación de lavado de activos orquestada desde Casa Presidencial, según denunció la ex vicepresidenta Lorena Herrera.

Los hechos ocurrieron cuando Lorena Herrera era designada presidencial en el primer periodo de Juan Orlando Hernández (2014-2018), mientras que Ebal Díaz se desempeñaba como secretario en jefe del gabinete presidencial.

Según la denuncia, Juan Orlando Hernández y sus colaboradores cercanos abrieron varias cuentas en un banco del sistema financiero nacional con la intención de lavar un aproximado de mil 300 millones de lempiras de un proyecto asignado a la oficina de la vicepresidencia que conducía Herrera, denominado Programa del Corredor del Quetzal (PCQ).

Para lograr realizar la operación delictiva los funcionarios involucrados utilizaron el nombre de Lorena Enriqueta Herrera Estevez y de su despacho, falsificando su firma, para abrir las cuentas donde depositaron cantidades millonarias de dinero.

La ex vicepresidenta se dio cuenta de la situación anómala luego de que dos funcionarios del Programa fueron despedidos de sus cargos e interpusieron una demanda contra el Estado, ganando todas las instancias.

En ese momento y luego que el juzgado de ejecución en materia laboral ordenara un embargo a las cuentas 6595375, 6595243, 6595421, 6595488, 6595607, 6601316, 7368259, 7368364, 200002613521 y 200004257641, la ex alta funcionaria se percata que se abrieron varias cuentas bancarias adscritas a su despacho, sin su respectiva autorización, las cuales al momento del hallazgo mantenían un saldo de 390 millones de lempiras.

De acuerdo a la denuncia que hace la ex vicepresidenta, el propio Ebal Díaz secuestró el expediente judicial laboral para tratar de borrar evidencias, en este caso, cambiar el número de cuentas que se habían abierto a nombre del despacho de la vicepresidencia DPLHE (Designada Presidencial Lorena Herrera Enamorado), y poner otras que correspondían a la Presidencia de la República.

También, y según la denuncia, Ricardo Cardona, quien en ese momento fungía como titular de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis), se abocó al Tribunal Superior de Cuentas (TSC) con el fin de extraer el expediente, pero le negaron el trámite por razones no determinadas.

De acuerdo a la sumatoria, desde 2014 hasta 2018 los involucrados se habrían apropiado de más de mil trecientos millones de lempiras, ya que el ingreso promedio de la cuenta era de 390 millones anuales.

Cabe decir que Lorena Herrera denunció haber sido objeto de persecución política, amenazas a muerte y daños a la moral e intimidación de su familia producto del descubrimiento que hizo.

La exfuncionaria interpuso denuncias ante el Comisionado Nacional de Derechos Humanos (Conadeh) y ante instancias internacionales, responsabilizando a Juan Orlando Hernández Alvarado, su esposa Ana Rosalinda García de Hernández, Ricardo Álvarez, Ebal Díaz, Reinaldo Sánchez y Pedro Pineda «por cualquier  acción que ejecuten de muerte, daños a nuestra humanidad, y otra acciones en contra nuestra y nuestros familiares».

Con información de ConfidencialHN: confidencialhn.com/joh-ordeno-matar-a-vicepresidenta-por-no-apoyarlo-en-maniobras-continuistas-y-mafiosas/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *