Sospechosos: captan a dos policías militares, en motocicleta civil y con placas ocultas con cinta adhesiva

Investigaciones Sucesos

Se ha difundido una fotografía donde se puede observar a dos policías militares desplazándose en una motocicleta en condiciones muy sospechosas.

En primer lugar, los uniformados se conducen en una motocicleta civil, cosa extraña, ya que la policía militar no está atribuida para realizar acciones de decomiso de vehículos, pues esa labor corresponde a los agentes de tránsito.

Agregado a lo anterior, los militares portan cascos civiles, los cuales no corresponden a su indumentaria y no son proporcionados por las Fuerzas Armadas. Pero lo mas inquietante es el hecho de que la placa de la motocicleta en que se conducen, lleva las placas cubiertas con cinta adhesiva.

Las Fuerzas Armadas y el gobierno de Honduras se encuentran actualmente desprestigiados tanto a nivel nacional como internacional por los graves señalamientos de colaboración con el narcotráfico transnacional.

Varios procesos se llevan a cabo actualmente en Nueva York, contra políticos y funcionarios policiales que participaron activamente en el tráfico de drogas, mientras que muchos otros altos personajes han sido mencionados, incluidos jefes militares, jerarcas policiales, expresidentes y el presidente actual, Juan Orlando Hernández.

Sumado a lo anterior, los últimos hechos violentos ocurridos Honduras, han desatado una ola de rumores sobre el presunto regreso de los temibles escuadrones de la muerte, que son cuerpos armados financiados por el Estado cuyo trabajo consiste en la ejecución de asesinatos.

El temor se ha hecho mas patente luego del violento asesinato ocurrido la noche del 22 de septiembre en la ciudad de Comayagüela, el cual pareciera que fue perpetrado por un escuadrón de la muerte estatal.

En primer lugar, los hechores se conducían en un auto similar a los utilizados por los cuerpos policiales del régimen de Juan Orlando Hernández, un Nissan NP300 e incluso llevaba una sirena encendida al momento del tiroteo.

Pero lo que mas llama la atención es el hecho de que, luego de desatar el feroz tiroteo, los maleantes huyeron rumbo al barrio Abajo y fueron detenidos en un operativo de la Policía Nacional en el puente El Chile, pero los dejaron ir por supuesta «confusión en la información», a pesar que iban armados hasta los dientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *