InSight Crime detalla la forma en que JOH protegió envíos de drogas y encargó asesinatos

Internacionales Investigaciones Sucesos

Una reciente investigación de InSight Crime, medio internacional que Investiga sobre el crimen organizado en Latinoamérica y el Caribe, enumera a varios policías, ministros y generales corruptos de América Latina, entre ellos el exjefe policial Juan Carlos «El Tigre» Bonilla.

La investigación señala que el mandatario de Honduras, Juan Orlando Hernández empleaba a Bonilla para proteger cargamentos de cocaína desde que fue presidente del Congreso Nacional y «El Tigre» hizo tan bien su trabajo que Hernández pronto comenzó a encargarle incluso asesinatos.

«Si hay algo que es esencial para el éxito de las organizaciones internacionales de narcotráfico en todo el mundo, incluyendo las de América Latina, es la colusión de funcionarios gubernamentales corruptos que ayudan a proteger los cargamentos y evadir las incautaciones» , señala InSight Crime en su investigación.

El artículo dice que Juan Carlos Bonilla Valladares ya había sido acusado de formar parte de un escuadrón de la muerte que «desapareció y ejecutó a varios miembros de las infames pandillas callejeras de Honduras» .Sin embargo ese pasado criminal al parecer fue algo que en vez perjudicarlo, benefició a Bonilla, logrando ser nombrado jefe de la Policía Nacional en el año 2012.

«El Tigre» finalmente fue acusado por EE.UU. en abril del 2020, luego de gozar de varios años de tranquilo retiro, por «violar la ley y desempeñar un papel clave en una violenta conspiración de narcotráfico internacional» liderada por los hermanos Hernández desde el poder político en Honduras.

«Bonilla Valladares supuestamente protegía los cargamentos de cocaína ‘a nombre’ del presidente Juan Orlando Hernández y su hermano, Tony, excongresista que fue condenado por narcotráfico en octubre de 2019. Los fiscales alegan que Bonilla Valladares se aseguraba de que la Policía Nacional no detuviera los vehículos cargados con cocaína, y le entregaba a la red información sensible sobre las operaciones aéreas y marítimas de los organismos de seguridad, por lo que se volvió ‘tan confiable’ que el presidente Hernández y su hermano Tony le encargaban ‘tareas especiales, incluso asesinatos‘», dice el artículo de InSight Crime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *